Mariona Autrán, otra influencer barcelonesa a la que se la acusa de ir a una fiesta ilegal durante la tercera ola de la pandemia. Tras salir a la luz la asistencia de Ares Aixalà, Julieta Padrós y Andrea Belver a las fiestas clandestinas del restaurante Cachitos, la cuenta de Instagram @bellezafalsa ha acusado a la instagramer de hacer lo mismo en otra ocasión. 

En este caso, el perfil de la red social, que se dedica a sacar los trapos sucios de los prescriptores más conocidos, ha publicado un vídeo en el que se puede ver a Autrán bailando, con una copa en la mano, en una fiesta clandestina el pasado 10 de enero. En la grabación se aprecia como los asistentes –muchas más personas de las permitidas por las restricciones– bailan y se acercan sin distancia de seguridad ni mascarillas. La cuenta belleza explica en sus historias que el vídeo fue filtrado la semana pasada por alguien de su círculo social.

Capturas de pantalla que inculpan a Mariona Autrán / INSTAGRAM - @bellezafalsa
Capturas de pantalla que inculpan a Mariona Autrán / INSTAGRAM - @bellezafalsa

MISMO CÍRCULO SOCIAL

La joven influencer de Barcelona, hija de Joan Autrán –un reconocido odontólogo que tiene un centro en la Via Augusta–, acudió al restaurante Iluzione donde se encontró con unos amigos. Tras comer en el hermano gastro de Luzio Concept Store, un restaurante italiano "con alma neoyorkina", situado en la calle de Ferran Agulló, la instagramer fue a la fiesta clandestina de la que se desconoce la ubicación. 

Por el momento, Mariona Autrán no ha hecho ninguna declaración al respecto. Tampoco ha desmentido la acusación. La influencer también forma parte del círculo social de Aixalà, Padrós y Belver, por lo que todas ellas podrían ser asistentes habituales de estas reuniones ilegales que, cada vez, son más habituales entre la jet set de Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.