El temporal Gloria ha dejado múltiples destrozos en Barcelona. Las fuertes precipitaciones y las molestas ventiscas que azotaron a la capital catalana durante el día de ayer y toda la noche han ocasionado estragos en el mobiliario urbano de la ciudad, en edificios y hoteles de cinco estrellas ubicados en el litoral barcelonés. 

Siempre hay personas que saben sacarle la parte positiva a los problemas, aunque sean desastres naturales tan terribles, en este caso fueron Manel Arpa y Jerome Cloetens, dos kitesurfistas nacionales, considerados unos de los mejores del mundo, que se atrevieron a desafiar a la borrasca haciendo lo que mejor se les da, surfear. 

UNA ACTIVIDAD PELIGROSA

Los jóvenes campeones se grabaron para su canal de Youtube practicando kitesurf. A pesar de que el estado del mar era peligroso, y que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) activó una alerta roja por fuertes lluvias y vientos y otra por fenómenos costeros en Barcelona, se enfundaron en sus neoprenos y se dispusieron a surcar las olas. 

Con vientos de entre 90 y 100 kilómetros por hora, los riders grabaron la sesión, la acción y las sensaciones que habían experimentado mientras lo hacían. Eufóricos, argumentaban que había sido una experiencia increíble: "¡Oh, que bien!", pero que la contaminación había sido un aspecto negativo durante la aventura: "Está todo contaminado, cada vez que tragaba agua tenía que escupirla".