Comprar al peso está de moda: desde ropa hasta alimentos. No importa el qué, sino el cómo. Y en Barcelona podemos encontrar una gran variedad de tiendas tradicionales que han convertido el arte de comprar alimentos a granel en la última tendencia del sector más hípster de la población.

Si no sabes dónde hacerlo, no te preocupes porque hemos seleccionado una serie de locales en los que poder comprar desde frutos secos hasta arroces, pasando por cereales o café, y pagar de acuerdo a su peso. Iniciamos un recorrido de lo más vintage por la Ciudad Condal. 

 

¿DÓNDE SE PUEDE COMPRAR COMIDA A GRANEL EN BARCELONA?

  • Casa Perris. En Plaça Comercial, en pleno barrio de Santa Carina i la Ribera, se ubica una de las tiendas de alimentación aL peso más conocidas de Barcelona. Uno de lo aspectos que ha hecho que Casa Perris se convierta en un referente entre los amantes de las dietas saludables es que en la pegatina de todos los alimentos se informa sobre la distancia que existe entre la tienda y el productor.

 

 

  • Jaime J. Renobell. Junto con Casa Perris, Jaime J. Renobell es otro de los locales con más historia. Está en el Paseo de Picasso, 34 y fue creado en el año 1945. En su interior podemos encontrar hasta un total de 2.500 referencias de diferentes tipos de comida y especias. Destaca su pared de cereales, y es que cuenta con una parte de la tienda dedicada exclusivamente a los diferentes tipos que pueden servir de desayuno.
     
  • Vom Fass: No todo tiene por qué ser alimentación. Vom Fass es una tienda de Gràcia especializada en vinos, aceites, licores y diferentes líquidos que pueden ser adquiridos a peso en la calle Cigne, 14.  
     
  • Al gra: Al gra se diferencia por completo del resto de los anteriores establecimientos. Aquí encontremos los mismos productos (como las semillas, cereales o las diferentes especias), pero en una tienda completamente nueva y adaptada a las tendencias actuales. El parqué, la iluminación y la decoración de Al gra hacen que esta propuesta, situada en la calle Sant Cristòfol, 17, actúe como lugar de reunión entre las personas mayores habituadas a comprar a granel y el público más joven que empieza a descubrir los beneficios de este tipo de productos.