ARCHIVADO EN:

Sobrevivir es el reto es la última aventura interactiva que llega de la mano de Netflix. Protagonizada por Bear Grylls, conocido por El último superviviente, este nuevo formato permite al espectador tener el control total de la situación. En cada uno de los capítulos, el protagonista tendrá que obedecer nuestras órdenes sobre algunas de las decisiones más arriesgadas, como enfrentarse a un león de montaña o despeñarse por un acantilado.

No es la primera vez que la plataforma se atreve con las aventuras interactivas. En Bandersnatch, un capítulo especial de Black Mirror, Netflix ya introdujo esta original propuesta. De esta manera, se pretende revitalizar la industria permitiendo que el espectador se sienta partícipe de todo lo que está ocurriendo en su pantalla.

UNA APARIENCIA PROPIA DE UN VIDEOJUEGO

La interfaz que encontramos en Sobrevivir es el reto es muy diferente a la de las películas y series convencionales. Más próxima a la experiencia de un videojuego que a la de una serie, en la pantalla se irán sucediendo una serie de flechas y controles mediante los que tendremos que guiar a nuestro protagonista.

Cada una de las acciones que decidamos tomar tendrá sus consecuencias. Bear Grylls recomienda que, antes de enfrentarnos a esta aventura, hagamos un repaso de todas las enseñanzas que a lo largo de su carrera televisiva ha ido transmitiendo en sus programas, pues podría acabar consumiendo algo venenoso o despeñándose por un barranco. 

HACIA UN CONCEPTO

Netflix continúa explorando nuevos formatos con los que mantener su posición de liderazgo en el sector. Apostando por la interactividad, replica un modelo de negocio que ya existía en el ámbito literario (especialmente en libros infantiles), mediante el que la plataforma estadounidense pretende hacer que el espectador se sienta como un personaje más de la propia historia.