"Sin Papeles". Seguramente esta frase la habrás visto pintada en alguna pared de la ciudad de Barcelona. Un grafitti que siempre repire la misma caligrafia y que esconde un potente mensaje con el que su artista busca remover conciencias. 

Al estilo Banksy, su autor no quiere dar la cara por miedo a represalias, pero los pocos que han podido hablar con él reconocen que lejos de ser un acto de vandalismo, "Sin papeles" es puro arte reivindicativo. De él solo se conoce que es hombre y latinoamericano, que llegó hace 10 años a Barcelona y que también fue parte de esos inmigrantes irregulares. Tras una decada en la ciudad condal, el artista ha conseguido ascender a "inmigrante extranjero" pero reconoce que los comienzos no fueron fáciles. 

El autor de "Sin Papeles" lo tiene claro. Su arte tiene un objetivo claro, y es concienciar a los viandantes de Barcelona, ya sean locales o turistas, de que los "Sin papeles" caminan a nuestro lado. Un arte que busca hablar por esas 20.000 personas immigrantes en situación irregular en Barcelona, y por ese más de un millon de irregulares en toda Cataluña, según los últimos datos del Institut de Estadística de Cataluña (Idescat). 

De graffiti a movimiento

Lejos de ser un simple grafitti. "Sin papeles" se ha convertido en todo un movimiento y ya son muchos los que replican la caligrafía y ayudan al autor a llenar la ciudad con esta frase que se puede leer en el suelo de Las Ramblas, es las persianas de comercios en obras o en las paredes de los edificios de la ciudad. Una protesta que cuenta con el apoyo de entidades como SOS Racisme, Papeles para Todos o la coordinadora Obrim Fronteres, entre otros colectivos.