ARCHIVADO EN:

Ayer TVE emitia un programa especial de Operación Triunfo para decidir que canción representaría a España en Eurovisión. La mayoría de los triunfitos recibieron una o dos canciones, compuestas por cantantes y letristas conocidos, que tuvieron que defender a capa y espada, y aunque Muérdeme, canción interpretada por María Villar, era la favorita para representar a España, La Venda de Miki hizo que se produjera un sorpaso y acabo obteniendo la mayoría de los votos. 

La Gala de OT no podía empezar de otra manera, con una actuación grupal de los 9 finalistas para Eurovisión, interpretaron Toy de Netta, canción ganadora de Eurovisión. Tras eso cada uno de los triunfitos que luchaban por llegar a la "final" defendieron sus temas. Pero tan sólo María, Natalia y Miki llegaron a la votación final.

Nadie se salva, compuesta por María Peláe, Nil Moliner y Javi Garabatto e interpretada por Miki y Natalia fue el único duo de la noche, los dos triunfitos a los que se les atribuyó un affaire al final del concurso, mostraron complicidad e intensidad. 

Muérdeme, canción que interpretó María y que fue compuesta por Juan Luis Suárez y David Feito, de El Sueño de Morfeo, Victoria Riba, Nuria Azzouzi y Rosa Martínez, no cumplió las expectativas que se esperaban. La triunfita ya dijo en diversas ocasiones que no quería participar en Eurovisión porque no le parecía ético que se celebrara en Tel Aviv, Israel, incluso pidió a sus fans que votaran a Miki en vez de a ella. La actuación de María fue floja y de poco nivel musical, una táctica que podría haber utilizado la triunfita para no ganar el puesto de representante. No sólo ella estaba en contra del programa eurovisivo, un grupo de personas se reunieron en las puertas de la academia para protestar en contra del formato musical. 

La Venda fue lo que todo el mundo esperaba, tras interpretar Una lluna a l'aigua mientras se encontraba en la Academia, Miki encontró su estilo musical, en el que se siente mejor y con el que más se luce: la rumba. La canción, compuesta por Adrià Salas de La Pegatina, mostró a un Miki feliz, en su salsa y muy capacitado para dejar en buen lugar a España en Eurovisión. 

En la ronda final Natalia fue la primera en caer, con un "hasta luego, maricarmenes" que se ha vuelto viral, mostró un gran alivio por no ser la representante de Eurovisión, al igual que María tampoco quería participar en talent, pero lo había expresado en menor medida. Cuando Roberto Leal pronunció el nombre de la canción que iba a representar al país en el talent musical, a Miki le cambio la cara y no pudo esbozar una gran sonrisa de oreja a oreja

Eurovisión Operación Triunfo

El catalán celebró la victoria junto a sus compañeros en el escenario, todos ellos botaron y bailaron al ritmo de la alegre canción que sin duda va a sorprender por ser bastante diferente a lo que se suele llevar a Eurovisión. Ahora tan sólo queda esperar al próximo 18 de mayo en el que se celebrará el concurso eurovisivo para ver si Miki supera el puesto 23 que consiguieron Alfred y Amaia en la pasada edición.