Cada vez son más los barceloneses que se suman a la red social del momento: TikTok. Entre los millones de usuarios existentes destacan los que publican contenido con un fin humorístico y triunfan "los que sobresalen por ser diferentes". Por ello, Christian Morales, el artífice de la cuenta @conbuenhumor, arrasa grabando vídeos con su abuela, que se ha convertido en una de las tiktokers más top del país con casi seis millones de seguidores en la red social. 

A sus 80 años, Rosa Vallejo –más conocida como "la yaya de TikTok"– es un todoterreno. Se disfraza, baila, se maquilla y acepta cualquier reto delante de la cámara. Detrás de los múltiples papeles que representa –desde personajes de Disney hasta muñecos terroríficos– se esconde una gran ilusión y mucho sentido del humor. A la popular abuela le gusta más definirse como "influyente" que como influencer, aunque aclara que más allá de su repercusión, sus vídeos forman parte de "una afición familiar". 

SALIR DE LA RUTINA

"¿Qué toca hoy?", le pregunta Rosa a su nieto todos los días de grabación, ansiosa de vivir otra de sus aventuras. "Disfruto de todo lo que hago en mi día a día", afirma. "Ya he trabajado suficiente, ahora lo que me gusta es salir de la rutina", añade. En apenas dos años, su realidad ha cambiado por completo: en cualquier situación cotidiana firma autógrafos y posa junto a jóvenes que ven sus vídeos a diario.

Rosa tiene muy claro que su edad no es "un impedimento" para tener presencia en las redes. "No conocemos la vergüenza, hay que reírse", explica. Además, agradece estar "viviendo experiencias completamente nuevas" para las que, según Christian, "nunca es demasiado tarde". 

Christian disfraza a su abuela para grabar un TikTok / M.A.
Christian disfraza a su abuela para grabar un TikTok / M.A.

ROMPER CON LOS ESQUEMAS

"Recuerdo cuando me montaste en una tirolina gigante, me encantó", le comenta la yaya a su nieto. También han ido a esquiar, se han montado en helicóptero y han conducido en circuitos de karting. Según explica el joven, su objetivo es "romper con los esquemas" y "pasarlo bien en lugares que están pensados para otras edades". 

De hecho, el creador de contenido está convencido de que la clave del éxito de su cuenta es el contraste. "TikTok es una red social donde la mayoría de usuarios pertenecen a la Generación Z y hay que saber cómo atraerlos", comenta. Los jóvenes han encontrado en Rosa un perfil distinto a "lo establecido" y les ha cautivado con "su esencia". 

DETRÁS DE CÁMARAS 

El piso de L'Hospitalet de Llobregat en el que todo empezó se convierte en un camerino antes de cada tarde de grabación. Tienen todo tipo de disfraces, complementos y pinturas para que los clips sean un éxito. "Mi abuela es tan pequeña que le compro todos los disfraces de niños, es mi muñequito", comenta Christian mientras Rosa rechista entre carcajadas. Después de preparar el vestuario y el aro de luz, ya está "todo listo para entrar en acción".

Las ideas de cada publicación surgen de "las tendencias del momento, memes populares o de cualquier situación que pueda chocar si la interpreta una persona mayor", explica el joven, que es un profesional del mundo de la comunicación. "Yo le explico mi intención de cada vídeo a mi abuela y ella le aporta su naturalidad", añade. En unas dos horas, consiguen 10 grabaciones que suben a lo largo de la semana en las horas de mayor actividad en TikTok –para conseguir más visibilidad–.

La 'yaya influencer' se prepara para grabar un vídeo / M.A.
La 'yaya influencer' se prepara para grabar un vídeo / M.A.

TIKTOK: EL FUTURO DE LAS COLABORACIONES 

El crecimiento exponencial de seguidores de @conbuenhumor fue algo "inesperado". La cuenta tenía presencia en YouTube e Instagram, pero Christian decidió apostar por la red social china en su momento álgido. Durante la cuarentena, el incremento de followers fue aún mayor y llegó un momento en el que empezaron a hacer colaboraciones con todo tipo de marcas, sobre todo de alimentación.

"TikTok es el futuro de las promociones", considera el creador de contenido. En su caso, le dan su "toque" a los productos que publicitan, por lo que consiguen que se diferencie de un anuncio convencional.

Rosa, la 'yaya tiktoker' junto a su nieto Christian / M.A.
Rosa, la 'yaya tiktoker' junto a su nieto Christian / M.A.

NUEVOS HORIZONTES 

Si algo caracteriza el vínculo familiar entre Rosa y su nieto es "el ímpetu de ir más allá". Por ahora, ya tienen un objetivo a corto plazo: dar el salto a Twitch, la plataforma de Amazon que permite hacer retransmisiones en vivo y que ha lanzado al estrellato a personajes como Ibai Llanos.

En esta red social, la influencer se atreverá con los videojuegos, una prueba muy atractiva para ella. "A mi abuela le atrae la acción, siempre vemos series de crímenes y de ficción, por lo que el mundo de las consolas seguro que le engancha", explica Christian. 

Ambos tienen la puerta abierta a descubrir nuevos horizontes y a encontrar la "fórmula perfecta" para adaptarse a ellos. Pese a que durante su recorrido Morales ha llegado a recibir críticas por "aprovecharse de su abuela para ganar fama", asegura que ahora todos los comentarios son positivos y han logrado transmitir el verdadero mensaje de su cuenta: "nunca es tarde para innovar y hacer aquello que te hace feliz". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.