Barcelona en Comú, el partido político que lidera la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se pone duro con el cambio climático. O eso intenta aparentar en sus canales de difusión. 

La última acción de los comuns para concienciar a la población sobre el problema del medioambiente lleva el nombre de Noésnormal, una campaña audiovisual impactante al estilo DGT. En el vídeo --compartido en todas sus plataformas y redes sociales-- aparecen vecinos de Barcelona en el Parque de la Estació del Nord paseando, leyendo o jugando, pero con una característica que ha sorprendido a la audiencia: todos ellos llevan máscaras de gas para no morir contaminados. Cualquiera diría que es una escena de la célebre serie Chernobyl

ULTIMÁTUM ANTE LA NECESIDAD CLIMÁTICA

Las imágenes opacas y grises, acompañadas de una melodía tétrica que pone los pelos de punta, finalizan con un ultimátum ante la necesidad climática: "Cada día muere una persona en Barcelona por culpa de la contaminación del aire. No es normal que tus pulmones, tus huesos o tu corazón sufran por culpa de la contaminación". 

Aunque el vídeo de Barcelona en Comú tiene una intención mediambiental y de crear conciencia ciudadana, no ha sido bien acogido por la gran mayoría de los usuarios de las redes sociales. 

LOS INTERNAUTAS PIDEN MEDIDAS EFICIENTES Y MENOS POPULISMO

Estos han interpretado el anuncio como una burla y han pedido acciones contundentes a los políticos: "Lleváis más de 4 años en el gobierno... Lo mismo habéis tenido algo que ver en esto", "Y lo que no es normal es que el Ayuntamiento no haga lo suficiente para proteger a sus ciudadanos. Medidas eficientes YA!!!! Hacen falta políticos y gestores valientes!·, "¿No me digas? Ya sabemos que no es normal, sin embargo nos obligáis a vivir con ello, en calle Valencia no hemos visto ni una acción, de hecho en la reforma de Meridiana mantenéis 3 de salida y reducís la entrada a 2, menos escribir y más actuar..." o "Y después de leer vuestro tweet, veo calle Valencia y pienso dónde están todas esas acciones de las que estáis hablando, justo delante de un cole y en una calle de apenas 20 metros y que va más llena que la AP7". 

Ajena a las peticiones de los tuiteros, la primera edil del Ayuntamiento ha compartido el vídeo Noésnormal en su perfil oficial de Twitter acompañado de la frase "¿Os imagináis que abriésemos el grifo y saliese el agua negra?". Sin duda una reflexión no muy lejana al caso del agua azul contaminada de cobre de la guardería Cobi que el consistorio ha escondido durante nueve años y se ha limitado a poner parches. 

Este no es el primer anuncio publicitario promovido por el entorno político de Colau que las redes sociales boicotean. El pasado mes de noviembre el Ayuntamiento lanzaba un spot contra el ciberacoso sexual y los comportamientos machistas. En este los internautas criticaban que el actor que interpretaba al sexista hablara en castellano y el feminista en catalán.