Polémica nacional tras el concierto de Dua Lipa en China. Al parecer, y según ha confirmado la BBC, durante el concierto varios jóvenes ondearon una bandera LGTBI+, y los guardias de seguridad del Centro Nacional de Exposiciones de Shanghái intentaron retirarles la bandera provocando un violento forcegeo. 

Ante la negativa de los jóvenes a darle la bandera, la organización apagó las luces para evitar mostrar la escena que se estaba viviendo en aquel momento, pero no pudieron impedir que los asistentes grabaran la escena y la publicarán en las redes sociales. 

 

El grupo de asistentes tampoco dudó en increpar a los jóvenes. La cantante Dua Lipa, visiblemente afectada, rompió a llorar y lanzó un mensaje al público sin entrar en muchos detalles:  “Quiero crear un espacio seguro para que todos nos divirtamos. Quiero que bailemos, que cantemos, que pasemos un buen rato”.

La artista posteriormente ha publicado un mensaje en las redes sociales en las que confesó estar "horrorizada" por lo sucedido y dijo que le encantaría "volver para mis fans cuando sea el momento adecuado y con suerte ver una sala llena de arcoíris". "Estoy orgullosa y agradecida de que se hayan sentido lo suficientemente seguros como para mostrar su orgullo en mi show", apuntó la artista en Twitter, y añadió: "Lo que hicisteis requiere mucha valentía".

 

UN COLECTIVO ALEGAL EN CHINA 

A pesar de que la homosexualidad es legal en China desde 1997 y  fue desclasificada como un desorden mental en 2001, socialmente en China aun se relaciona con una enfermedad mental. Además el gobierno intenta eliminar cualquier vídeo o manifestación publica de este colectivo, ya que son considerados anormales. 

El gobierno también lo ha hecho esta vez, eliminando de las redes vídeos de fans expulsados de un concierto de Dua Lipa por ondear la bandera gay