Paula Gonu no lo puede evitar, es abrir la boca e incendiar las redes sociales. La joven influencer, que cuenta con más de dos millones de seguidores en Instagram, casi 170.000 en Twitter y 1,6 millones de suscriptores en Youtube (plataforma en la que cobra un auténtico pastizal​), es la reina de las polémicas.

Si hace unos días hablábamos del revuelo que se montó con sus inútiles consejos para prevenir el coronavirus, ahora no podemos evitar alucinar con la polémica que ha generado la de Cornellà de Llobregat al proponer su plan para cuando termine el confinamiento

UNA FIESTA CUANDO TERMINE LA CUARENTENA

"Propongo que el día que acabe la cuarentena se convierta en el segundo fin de año y sea celebrado a partir de ahora como una segunda nochevieja", argumentaba a través de un tuit. Muchos aplaudieron su original y optimista propuesta, pero a otros les molestó que se tomara la pandemia como algo pasajero: "La gente que ha perdido a seres queridos con esta mierda de virus no creo que tengan ganas de celebrar nada. Empatía llamando a tu puerta", "Desde luego que no tienes vergüenza alguna, borra esto anda que ya bastante tiene la gente que tiene un familiar ingresado" o "Esta tía nunca dejará de ser tonta ya lo confirmó en la resistencia", sentenciaban algunos de los usuarios molestos por su comentario.

Lejos de pedir disculpas, y arropada por su inmensa comunidad de fans, la influencer se defendía: "No hace falta que diga que todo esto es a parte del respeto por la gente que lo está pasando mal por este motivo etc...Y que se celebra que se ha acabado la maldita epidemia. No las muertes que esta haya dejado. No sé si hace falta aclararlo pero me voy a adelantar a los que se puedan ofender por este tuit".

PAULA GONU NO SE ACHANTA ANTE LAS CRÍTICAS

Tras aclarar su posicionamiento y dejar claro que solo se trataba de un poco de ironía y comedia, Gonu volvía al ataque: "Hace 2 meses me dicen que estaría ahora encerrada en casa por una pandemia mundial viendo dj sets en el balcón de los vecinos y que el wc se convertiría en el bien material más preciado y yo sinceramente fliparía. Ahora que me digan lo que quieran, que todo lo creeré posible", argumentaba. 

Como esta cuarentena tiene toda la pinta de durar más tiempo, estaremos pendientes de los tuits que lanza desde su estado de aburrimiento la joven influencer, que parece no tener miedo a las consecuencias de sus palabras. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.