"El mar nos devuelve lo que le lanzamos". Con este slogan los restaurantes Gallito (Grupo Tragaluz) y Pokemaoli han reivindicado la cantidad de suciedad que se ha ido acumulando en las playas tras el temporal Gloria, que ha azotado el litoral barcelonés estos últimos días. 

Ambos locales, situados en La Barceloneta, han ofrecido a través de Instagram paella y una cerveza Heineken gratis a todos los voluntarios que este mediodía se acerquen hasta la zona y limpien la playa. Los comercios han convocado a la gente entre las 14:00 horas y las 18:30 horas para que todo aquél que pueda se aproxime para aportar su granito de arena. 

Como recompensa de limpiar la zona, las personas tendrán una comida gratuita y de esta forma la playa quedará limpia en menos tiempo. 

ZONA CATASTRÓFICA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este viernes al Gobierno español que declare las playas de Barcelona "zona catastrófica". En un primer balance de los daños, el Ayuntamiento ha cifrado el coste económico en unos 12 millones de euros.

La primera edil de la ciudad ha visitado las playas más afectadas este viernes por la mañana. Lo ha hecho más de 24 horas después de que dejara de llover en la ciudad y con las playas más limpias de lo que estaban el jueves, como pudo comprobar Metrópoli Abierta

GRANDES DESTROZOS

El restaurante Barcelona Beach Club, en el espigón de Bac de Roda, ha quedado totalmente destrozado por los efectos de las olas. La borrasca ha arrasado estos días en la ciudad, sobre todo con su frente marítimo. Desde el lunes el temporal ha causado estragos en la zona, dejando tras de sí unas imágenes espectaculares. Estas imágenes no se veían desde el temporal de noviembre de 2001, hace 19 años. En este caso, el Beach Club quedó completamente destruido, causando importantes desperfectos tanto en el interior como en el exterior del local.