ARCHIVADO EN:

Netflix se pone serio. La plataforma en streaming quiere eliminar el tabaco de sus series. El portal, que se fundó en agosto de 2015 en Estados Unidos, ha anunciado que reducirá la presencia de personas fumadores en sus producciones con el objetivo de “no influir negativamente en los jóvenes”.

Series como Paquita Salas, Sex Education, Élite y Black Mirror se verán afectadas y sus personajes se verán obligados a dejar de consumir tabaco. Solo habrá una excepción: cuando se esté representando un momento histórico que sea imprescindible el uso de un cigarro.

SE ACABAN LAS ESCENAS MÍTICAS

Por lo tanto, escenas míticas de series dejarán de producirse a partir de las próximas temporadas.

Netflix habría tomado esta decisión después de recibir múltiples críticas por un informe publicado por Truth initiative. En el documento se explicaba que las ficciones de la plataforma estadounidense contaban con más de 1.209 escenas donde los personajes aparecían fumando, una cifra que no gustó a muchas asociaciones.