Con la misma filosofía que el resto de sus productos, la firma nipona de Muji ha abierto en el distrito de Ginza, en Tokio, su primer hotel. Para ello, no ha elegido una ubicación cualquiera, sino que lo ha hecho en el mismo edificio en el que el retail japonés tiene su tienda más grande del mundo, con hasta seis plantas. Un total de setenta habitaciones distribuidas a lo largo de cuatro pisos en las que la simplicidad que caracteriza a los diseños de la compañía acaparan toda la atención.

La compañía especializada en diseño y en productos de textil se mantiene fiel a sus ideas originales en el diseño de este hotel, con productos de la más alta calidad que rehúsan el uso de ningún logo o marca que los identifica. Además, todo el mobiliario está diseñado con materiales reciclados. Es el tercer hotel que abre la compañía, tras haber inaugurado hace un año alojamientos en Pekín y Shenzhen.

 

 

A LA CARTA

El hotel cuenta con un total de nueve tipos de habitaciones, nombradas de la A a la I, en función del tamaño. Todas ellas están equipadas con los productos de la propia compañía. El precio de la más económica se sitúa en torno a los 100 euros por noche.

Además de las comodidades propias de un hotel, Muji ofrece a sus huéspedes servicios completamente personalizados, tanto a nivel gastronómico como de estilo. La figura del Tasting Advisor se encarga de informar a sus clientes sobre los alimentos que están de temporada, así como de explicar cada uno de sus beneficios. Por otro lado, la misión del Styling Advisor se ocupa de ayudar a todos los clientes que desean renovar su fondo de armario.

ATELIER MUJI GINZA

Bajo un innovador concepto, el hotel pretende ofrecer una experiencia completa no sólo a sus clientes, sino a todos los ciudadanos del distrito de Ginza. En el Atelier Muji Ginza, sus visitantes podrán disfrutar de una planta entera que actúa como una biblioteca, llena de obras especializadas en diseño e interiorismo que mantienen la misma línea que la firma nipona. Allí también se ofrecen diferentes salas de reuniones o lugares de descanso a las que se puede acceder sin necesidad de ser huésped del hotel.