ARCHIVADO EN:

Parece ser que la concursante menos valorada de la última edición de OT podría ser la candidata para representar a España en Eurovisión. María Villar, que se vio envuelta en diversas polémicas dentro de la academia, la más sonada la de su novio, pero ha conseguido conquistar al público con Muérdeme una canción con ritmos latinos y un poco reggetoneros que ha sido compuesta por David Feito, Juan Suárez (integrantes de El Sueño de Morfeo), Victoria Riba, Nuria Azzouzi y Rosa Martínez. 

Tras ella Hoy vuelvo a reír otra vez, interpretada por Noelia y compuesta por Jacobo Calderón y Alex Ubago y La Clave, defendida por Natalia y compuesta por Merche. Las canciones pasan directamente a competir en la gala que emitirá la 1 próximamente y en la que el público decidirá qué canción y que artista de OT 2018 debe representar a España en Eurovisión. Aunque las tres luchen por el triunfo, las encuestas apuntan a que será María con Muérdeme la que se alzará con el triunfo.

Una comisión de evaluación ha escogido el resto de canciones finalistas de entre las 14 restantes: Hoy soñaré (Jesús Cañadilla y Alejandro de Pinedo) Sabela, La venda (Adriá Salas, de La Pegatina) Miki, Nadie se salva (María Peláe, Nil Moliner y Javi Garabatto) Natalia y Miki, No puedo más (Leroy Sánchez, Louis Biancaniello y Nolan Sipe) Famous, Qué quieres que haga (David Santisteban e India Martínez) Julia, Se te nota (Juan Pablo Isaza y Juan Pablo Villamil, de Morat) Carlos Right, Todo bien (Sananda, Chris Wahle, Andreas Öhrn y Juan Carlos Fuguet López) Marilia.

En total fueron 17 temas los asignados a los concursantes de OT 2018, aunque no todos recibieron uno: Dave, África y Alfonso se quedaron sin poder defender ningún tema. 48 horas antes de la gala de La 1 se podrán escuchar íntegras las canciones finalistas que participarán en la gala 5.

Que María sea la concursante más votada para representar a España en Eurovisión es bastante contradictorio, la triunfita cargo contra el concurso musical por hacer esta edición en Tel Aviv, Israel, a causa del coflicto palestino-israelí. La madrileña aseguró que la elección del lugar no era la correcta “es desafortunada la elección de la sede”, aunque no fué la única, Alba Reche y Natalia también mostraron su descontento ante la situación.