ARCHIVADO EN:

Rosalía es nuestra artista más internacional, todo el mundo la conoce, habla de ella o incluso la idolatra. Por eso cada pequeño detalle que sucede en su vida, o en sus redes sociales hace que todos sus fans nos volvamos locos. Eso es justamente lo que pasó con una simple foto que la catalana publicó en su cuenta de Instagram, en ella Rosalía aparece estirada en un estudio de baile y su falda permite vislumbrar un extraño tatuaje que lleva en el muslo. Aunque el texto de la publicación es inspirador y motivacional, todos hemos ido a parar a ese pequeño detalle. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Me encanta bailar, lo hacía de pequeña y espero q la vida me permita seguir haciéndolo por muchos años. Siempre q aprendo un nuevo paso es frustrante porque no me sale bien pero yo sigo con la ilusión de perfeccionarlo hasta conseguirlo.. mucho amor para todos los q le ponéis corazón y ganas sea lo q sea q hagáis❤️ —— I love to dance, I did it when I was little and I hope life will allow me to continue dancing for many years. Every time I learn a new step it’s frustrating because it doesn’t look right but I keep going with the eagerness of perfecting it until I achieve it.. much love to all of you who put your heart and effort into whatever you do ❤

Una publicación compartida de ROSALÍA (@rosalia.vt) el

 

Los comentarios no tardaron en poner en cuestión el significado o la forma de el dibujo, algunos usuarios aseguraron que se trataba de una forma fálica y otros apostaron que era un cohete espacial. Aunque todas las alocadas propuestas tenían posibilidades, ninguna se acercó al significado real del misterioso tatuaje. 

Este no es ni un pie de bailarina, ni un pene, es un liguero. Muchos se preguntarán por qué lleva tatuado eso la cantante, pues bien lo explicamos. Es un símbolo feminista que viene a ser la crítica ante la cosificación que las mujeres todavía sufren en la sociedad actual. La ilustración que lleva en su piel Rosalía es un dibujo que la artista austríaca Valie Export popularizó con un mensaje contundente:  “En lugar de que la liga objetive el cuerpo, el cuerpo objetiva la liga, cambiando los roles sociales construidos en relación con el cuerpo femenino”.