Marta Pombo sorprendía la semana pasada con unos vídeos incendiarios a través de su perfil de Instagram. La joven influencer madrileña no está pasando por su mejor momento: unos cotilleos pusieron en entredicho la fidelidad de su prometido, Luis Giménez.

PELIGRO EN EL MATRIMONIO

La instagramer, lejos de dejar pasar la polémica realizó unas declaraciones que la dejaron en muy mal lugar, y no dejó claro si finalmente se iba a llevar a cabo la boda prevista para el 28 de septiembre, simplemente aseguró que no era el mejor momento en su relación. Tras sus duras palabras muchos pensaron que la boda podía cancelarse.

Ninguna de sus hermanas, también influencers, se pronunció al respecto, y mucho menos lo hizo el susodicho. Desde el momento en el que salió a la luz una grabación en la que se veía a un hombre (muy parecido a Luis) besándose con otra chica en una discoteca, no ha vuelto a publicar nada en sus redes sociales, ni a decir nada para defenderse de la acusación. 

UN DETALLE CLAVE

A dos semanas de la boda, BMagazine puede decir, casi al 100% que la boda se celebrará con total normalidad. La persona que realiza las invitaciones de boda ha publicado unas imágenes de los originales sellos y las bonitas cartas en su cuenta de Instagram, etiquetando a Marta y Luis.

Este dato significaría la continuidad del compromiso, que por el momento no se sabe si será público o privado, para guardar la intimidad de la pareja, y evitar acusaciones de infidelidad y críticas hacia la boda.