La compañía textil Colorprint Fashion de Muro ubicada en Alcoi ha patentado un tejido con sensibilidad térmica que cambia a color blanco al llegar a una temperatura de 37,5 grados centígrados. Según la empresa, esta mascarilla podría ayudar a frenar la propagación del Covid-19 en ámbitos como la oficina o los medios de transporte colectivo.

El tejido ha sido homologado para su uso en mascarillas higiénicas por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX), que ha certificado su durabilidad y efectividad frente a la prevención del virus.

CAMBIO DE COLOR AL SUPERAR LOS 37,5 GRADOS

A partir de esta tecnología se han creado varios productos con los que ayudar a frenar la expansión del virus, como cubrebocas, pulseras y pegatinas capaces de detectar de forma rápida y sencilla una subida de temperatura.

El tejido patentado por Colorprint Fashion cambia a color blanco aproximadamente a una temperatura de 37,5 grados y tiene una filtración bacteriana del 98%.

MASCARILLAS, PULSERAS Y PEGATINAS

Con este tejido se han confeccionado diferentes productos pensando en aportar soluciones, como mascarillas térmicas reutilizables que permiten su lavado y desinfección sin perder ni afectar a las propiedades del textil.

También pulseras, que pueden tener un uso práctico para los más pequeños en su vuelta a las aulas y pegatinas que, al estar en contacto directo con la piel, permiten la detección del aumento de temperatura en lugares públicos o de afluencia de gente a simple golpe de vista.

Los creadores piensan que la pegatina puede ser práctica para garantizar la salud pública en los centros sanitarios, al controlar de forma rápida y visual si los pacientes que ingresan tienen fiebre o no.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.