Carles Aleñá, que ha sido cedido por el Barça al Betis hasta el final de temporada, se ha visto obligado a cancelar su cuenta oficial de Twitter, a consecuencia de la avalancha de insultos recibidos por parte de aficionados radicales del Sevilla tras una entrevista radiofónica en la que el catalán, entre bromas, se declaró "antisevillista".

El caso ocurrió el miércoles por la noche cuando Aleñá concedió una entrevista al programa El Larguero de la Cadena SER. En un momento de la conversación, el periodista Manu Carreño le preguntó "si ya se había hecho antisevillista". El futbolista, entre risas, respondió: "Bueno, la verdad que sí, cuando llegas al Betis y ves la rivalidad que hay... pues, ahora mismo, soy del Betis totalmente".

Como consecuencia, las redes sociales del jugador bético se llenaron de críticas e insultos, que han obligado a Carles Aleñá a cerrar su cuenta de Twitter.

SEIS MESES CEDIDO

El centrocampista, de 21 años, estará seis meses en el club de Sevilla tras acordarse su cesión, antes de Navidad y antes también de la apertura oficial del mercado invernal. El acuerdo "no incluye ninguna opción de compra", como precisó el club azulgrana, quien quiere mantener el control absoluto sobre Carles Aleñá, una de las joyas de la cantera. El equipo andaluz ha asumido la ficha del futbolista hasta el final de temporada, como uno de los reclamos del técnico.

Se ha ido Aleñá a Sevilla para tener en el Betis los minutos de calidad y, sobre todo, continuidad en Primera División, que nadie le garantizaba en el Camp Nou, donde era el último centrocampista en la lista de preferencias de Ernesto Valverde.