ARCHIVADO EN:

La industria erótica es una de las que genera más dinero a nivel mundial, llegando a facturar más de 8.000 millones de euros al año. Espacios para practicar todo tipo de actividades sexuales, juguetes, merchandising, servicios... Un sinfín de opciones que hace que la industria del sexo se convierta en uno de los más rentables del mundo. 

También, este mercado se ha convertido en una opción para muchas chicas jóvenes que buscan pagarse los estudios o mujeres que necesitan llegar a final de mes o un extra en sus ingresos. Una de las prácticas que ha crecido más en los últimos meses en la red y que se ha triplicado en España, es la venta de bragas usadas . Y sí. Se venden como churros. 

butt erotic lingerie 674337

Los fetichistas de esta práctica solo ponen una condición, y es que las bragas estén usadas. Este servicio es algo muy extendido en Japón incluso se venden en máquinas expendedoras en ciertas calles. Ahora, la venta de bragas usadas ha llegado a España y cada vez son más las personas que hacen uso de este servicio.  

Secret Panties es la web española, donde las mujeres pueden poner a la venta su ropa interior usada y los compradores, en su mayoría hombres fetichistas, escoger a través de imágenes una de las prendas y adquirir tantas como desee. Los precios de estas prendas íntimas oscilan entre 30 hasta 80 euros, y para muchas mujeres supone un ingreso extra de hasta 700€ al mes.
La fundadora de Secret Panties, Katia Elhert vió un nicho de mercado tras visitar Japón y decidió importarlo a nuestro país. Lo que empezó como un hobby se ha convertido en una web con más de 1.000 vendedoras de unos 35 años y más de 13.000 prendas íntimas. 


Secret Panties es todo un éxito y en los últimos meses han visto triplicados sus envíos con más de 100 por día. Tal y como cuentan las creadoras de esta web, las mujeres son totalmente libres dar a conocer o no su identidad, aunque muchas prefieren enseñar su rostro, ya que genera un mayor interés entre los usuarios. Cuantas más ventas  más visible eres en la página, aunque también puedes hacerte vendedora o comprador premium por unos 20€ al mes. 

 

Secret Panties

Aunque no solo mujeres, ya que los hombres también han visto un negocio en este fetiche y cada vez son más las propuestas que recibe la web de hombres interesados en vender sus calzoncillos, y tal y como cuentan desde la web, es algo en lo que están trabajando para convertir esta página, actualmente enfocada a un cliente masculino, en una comunidad tras ver triplicada su facturación en los últimos meses. 

Desde la Secret Panties también explican que uno de los motivos de su éxito es jugar con la erótica despersonalizada la escena porno sin caras, el sexo con alguien que no conoces, la fantasía con un cuerpo que no pertenece a nadie en concreto

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.