La marca de moda urbana e independiente, Killing Weekend, aterriza en la 080 Barcelona Fashion para romper con lo establecido y fijarse como unos diseños totalmente ajenos a lo que habíamos visto hasta ahora en la pasarela de la ciudad condal.

Killing Weekend se caracteriza por ser una marca que huye de la moda establecida, sus ediciones limitadas ofrecen prendas únicas, sus diseñadores enloquecen con la idea de que se pueda vestir con una pieza de ropa que nadie más llevará. Su producción ética y sostenible hace que cada vez se consolide como una firma diferente y reconocida. Y su concepto ‘no rules’, que abarca las líneas geométricas y estructurales y las piezas oversize que no se vinculan con talla o sexo la define como algo nuevo y visionario.

El modelo desfilando para Killing Weekend / 080 BARCELONA FASHION
El modelo desfilando para Killing Weekend / 080 BARCELONA FASHION

La estética emo, que dejamos atrás en el 2010, vuelve pisando fuerte. La colección Zero Year está inspirada en las múltiples adversidades que conlleva iniciar el camino hacia un objetivo concreto: El miedo, la preocupación, los obstáculos e incluso la locura. Todo ello se ve reflejado en la ropa que han lucido modelos de la talla de Xavi Serrano y Ana Arto: Cintas que aprisionan el cuerpo, colas largas, ropa ancha y caída, complementos grandes y pesados, tela impermeable, gorros y bufandas acolchadas, etc.

Los colores también definen ese estado de angustia y desesperación: El negro, el rosa fucsia y el amarillo flúor representan la angustia, el miedo y la locura. Sin duda, una colección que se ha hecho esperar y que ha roto con el clasicismo, la elegancia y el concepto chic que se había visto hasta ahora en la 23ª edición de la 080 Barcelona Fashion.