El restaurante Patrón no se encuentra en su mejor momento. El pasado 2 de septiembre varios de los trabajadores del restaurante barcelonés, situado en Travessera de Gràcia, denunciaban a Metrópoli Abierta la explotación laboral a la que están sometidos. Criticaban las malas praxis por parte de los superiores a la hora de trabajar. Desde horas extra no remuneradas, hasta comentarios despreciables hacia los empleados, pasando por normativas exigentes que deben cumplir al pie de la letra si no quieren ser despedidos.

A raíz de la polémica surgida por la denuncia, el Patrón maniobró para tapar la explotación laboral hacia sus trabajadores haciéndoles firmar horarios inventados que sumaban un total de ocho horas, muchas menos de las que trabajan a diario los empleados de este local gastronómico. 

INFLUENCERS EN EL PATRÓN

Pero esta no ha sido la única estrategia que ha utilizado el restaurante del upper Diagonal para lavar su imagen explotadora. El pasado 5 de septiembre, tres días después de que saltaran todas las alarmas por la denuncia de los trabajadores, la influencer Holacuore promocionó el restaurante en sus redes sociales, etiquetando su perfil de Instagram y vanagloriando el servicio y la calidad de la comida. 

Captura de pantalla del 'insta storie' de la influencer Holacuore promocionando el restaurante Patrón / INSTAGRAM
Captura de pantalla del 'insta storie' de la influencer Holacuore promocionando el restaurante Patrón / INSTAGRAM

La instagramer barcelonesa, probablemente ajena al maltrato laboral que reciben los empleados, asistió al local junto a una amiga, compañera de profesión, y relaciones públicas de algunos de los locales más exclusivos de la ciudad condal. Natalia Beciu, más conocida como la Tita Nati, lleva la comunicación de Sutton, Gatsby, Vendetta, Mimosa y Moncho's Barcelona, grupo de restauración al que pertenece el restaurante Patrón. 

PUBLICIDAD ENCUBIERTA

La public relations habría invitado a su amiga para que le ayudase a lavar la imagen del restaurante. Ambas hicieron diversos insta stories mostrando las instalaciones del local y elogiando los platos que habían comido, es decir realizaron una publicidad encubierta del Patrón aprovechando los 152.200 seguidores que suman entre las dos. 

Esta no es la primera vez que Marta Escalante, la mujer que se esconde tras el alias de Holacuore, promociona el restaurante. En 2016 ella y más bloggers e influencers realizaron una campaña publicitaria del establecimiento barcelonés. 

UNA TÉCNICA PUBLICITARIA MUY EFECTIVA

Esta es una técnica a la que habitualmente recurren las grandes empresas de restauración. Realizan contratos a los influencers y les invitan a comer a sus restaurantes para que, a cambio, estos hagan una pequeña referencia en sus redes sociales y lo recomienden a sus seguidores. Hoy en día, confían más en la opinión de blogueros e instagramers que en la de reputados críticos gastronómicos, saben que a cambio de una suma de dinero estos jóvenes influyentes conseguirán atraer a muchísimos más clientes.