¿Por qué todo el mundo se pronuncia sobre la sentencia y los disturbios menos los influencers? Barcelona vive un estado caótico, los jóvenes salen a las calles, queman el centro de la ciudad y bloquean el Aeropuerto, pero los creadores de contenido se mantienen callados.

Hace unos días la reina de Instagram, Dulceida, prefería no decir nada a través de sus redes sociales sobre lo que estaba ocurriendo. Aseguraba que “no sabría que decir al respecto” y prefería poner “cosas que ha compartido otra gente” con las que decía sentirse afín.

¿UNA ESTRATEGIA PARA NO PERDER SEGUIDORES?

No solo ella, muchos influencers se han mantenido callados, a la espera de que todo cese. Pero mientras ellos enmudecen miles de personas realizan movilizaciones en protesta. ¿Hasta qué punto deberían seguir así?

Durante el día de la Hispanidad la mayoría de ellos dijeron sentirse orgullosos de ser españoles, ¿entonces, si se pronuncian en este aspecto, por qué no hablan sobre las barbaridades que ocurren en la ciudad condal y en otras ciudades de Cataluña?

¿Es desconocimiento, miedo a perder seguidores, prudencia o cobardía? Porque luego bien que hablan de política cuando les interesa que las personas vayan a votar o de aspectos importantes que afectan a nuestro día a día como el cambio climático, el machismo o la homofobia, temas mucho más transversales y que no les sitúan en una posición de riego.