Aunque muchos influencers luchan a diario para crear un contenido útil y creativo, muchos otros no saben que tontería inventar para conseguir aumentar su número de seguidores. Julia Słońska, una modelo e influencer de 17 años que podría enfrentarse a un mínimo de seis meses de prisión tras atentar contra el arte y la cultura de su país. Un amigo de la joven polaca publicó un vídeo en el que ella aparecía destrozando la nariz de una escultura de 200 años de antigüedad con un martillo. 

Cuando el vídeo se viralizó, automáticamente las fuerzas políticas de Varsovia condenaron el acto agresivo de la joven. Julia Słońska no dudó en pedir disculpas: "No diré lo que me impulsó a hacerlo, es un asunto privado, pero quería disculparme con todos", recoge el medio polaco Ploket. Además, posteriormente se ha sabido que fue la propia influencer la que se dio cuenta de la gravedad de la situación y llamó a las autoridades pronunciando el mea culpa.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sesyjka

Una publicación compartida de Julia Słońska (@juliaslonskaa) el

 

La joven explicó que pretendía hacer una broma para conseguir un mayor número de seguidores en Instagram, y aunque sorprendentemente haya ganado bastantes a raíz del accidente, muchos se han mostrado en contra de Słońska y la mayoría de las marcas con las que colaboraba han rescindido su contrato.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

To nie koniec

Una publicación compartida de Julia Słońska (@juliaslonskaa) el