Si hace unos meses hablábamos del lío en el que estaban metidos Dolce & Gabanna por una publicidad racista contra la comunidad asiática, ahora ha sido Gucci, la que ha tenido que pedir disculpas por un jersey nada acertado.

Durante estos últimos años, la firma florentina ha crecido exponencialmente y se ha situado como una de las más demandadas en todo el mundo. Sus diseños urbanos, el logotipo que tanto atrae y las míticas rayas rojas y verdes han hecho que sus piezas sean reconocibles, y claro, eso gusta.

El término blackface ganó popularidad en el siglo XIX, se trataba de un maquillaje teatral empleado para representar a una persona de raza negra africana. Las plantaciones del sur de los Estados Unidos seguían empleando esclavos provenientes de África, y el blackface trataba de ocultar la auténtica trata de esclavos mostrándolos como personas felices con una gran sonrisa. Este maquillaje estuvo presente hasta 1960, cuando el Movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos obligó a prohibirlo, tras considerarlo un evidente ejemplo de racismo.

Hoy en día, en los Estados Unidos ver a una persona blanca con la cara pintada de negro es de muy mal gusto, ni siquiera en los disfraces están aceptadas las blackface. Por eso cuando Gucci sacó un jersey negro que terminaba por debajo de la nariz y simulaba unos grandes labios rojos saltaron todas las alarmas. Pero este jersey no fue el único que se situó en el punto de mira, Gucci también puso a la venta una serie de pasamontañas con el mismo diseño.

Modelo llevando el modelo de jersey Balaclava / GUCCI
Modelo llevando el modelo de jersey Balaclava / GUCCI

No solamente la comunidad negra se alarmó por la prenda que costaba más de 780 euros, personas de todas las culturas reprocharon a la firma italiana el mal gusto y el racismo que eso representaba.

La firma indicó que la prenda no tenía nada que ver con la imitación de personas negras ni con el racismo, sino que estaba inspirada en “las máscaras de esquí antiguas”. También se especuló con un motivo racista detrás de esta prenda porque la colección se lanzó en el Mes de la Historia Negra.

Tras el aluvión de críticas la firma no ha tenido más opciones que pedir perdón, en un comunicado en su perfil de Twitter ha asegurado que el racismo no era la intención y ha pedido disculpas a todas las personas que ese hayan sentido afectadas. Además han asegurado que las prendas con este motivo han sido retiradas de la web y de todas las tiendas físicas.