ARCHIVADO EN:

Los influencers muestran lo que les interesa a través de sus redes sociales. Nos hacen creer que tiene vidas idílicas, que todo lo hacen bien y que siempre actúan de una forma responsable y ética. Pero, aunque haya algunos como Chiara Ferragni o Dulceida, que son reclamados por los departamentos de sanidad, para promover consejos frente al coronavirus, algunos como Paula Gonu o Georgina Rodríguez no son como aparentan. 

A pesar de que el pasado lunes la influencer, modelo, bailarina y pareja de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez daba lecciones de responsabilidad publicando un post en el que escribía "Yo me quedo en casa", ha sido vista saltándose el confinamiento. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nosotros seguimos en casa 💘💓💞Mamá te amo 💕💗💖 #yomequedoencasa

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

GEORGINA, CAZADA HACIENDO TRAMPAS

El pasado 9 de marzo, tras la oleada de casos registrados de Covid-19 en Italia, la modelo y el futbolista se trasladaron a su mansión en Funchal, capital de Madeira para pasar la cuarentena. Pero parece ser que el aburrimiento ha podido con Georgina, ya que unos fotógrafos la han pillado saltándose el confinamiento yéndose de compras.

La bailarina, que a día de hoy ingresa cantidades altísimas de dinero por sus colaboraciones como influencer, fue vista gastando su riqueza por Funchal. Ataviada con un sensual vestido negro, y sin una gorra o unas gafas de sol que cubriesen su rostro para no ser vista, la joven entró en diversas boutiques de la zona

CRISTIANO TOMA EL SOL AJENO A LA CRISIS SANITARIA

Por su parte, Cristiano Ronaldo tampoco estaría sufriendo con la cuarentena. Paparazzis portugueses lo pillaron adelantándose al verano tomando el sol en su maxipiscina. El jugador de la Juventus pasa los días de confinamiento bronceando su ya anaranjada piel para no perder el color que las maquinas de rayos uva que tiene en casa. 

Los usuarios de las redes sociales han afeado el comportamiento de la pareja asegurando que deberían dar ejemplo destinando parte de su fortuna a la sanidad para afrontar esta crisis mundial.