ARCHIVADO EN:

Si existe un medio capaz de transmitir la sensibilidad de una historia sin duda se trata de la danza. El lenguaje corporal y la ejecución de movimientos permiten a los profesionales del sector escenificar la intensidad adecuada, contribuir a la metáfora del relato y a las sensaciones que experimentan los personajes en cuestión. Y esto es precisamente lo que podemos presenciar estas semanas en La Badabadoc gracias a Tot el que vull, una propuesta en la que las bailarinas se entregan en cuerpo y alma con el fin de que el público se deleite con una manifestación artística inigualable. Pero, ¿cuál es el mensaje que pretenden expresar sus creadores?

La obra supone un canto a la vida en clave femenina, que nos invita a la reflexión en base a conceptos sustentados en el destino, el carácter y los sentimientos. Sus protagonistas plasman de un modo simbólico y visual cómo el azar puede conducirnos por senderos muy diversos, que se modifican en función a las elecciones que tomamos de manera constante, desde las más básicas hasta hechos de gran importancia. Un pequeño detalle puede cambiarlo todo pero no está en nuestras manos saber con certeza qué nos depara el futuro. Los personajes se retroalimentan, fortaleciendo una serie de vínculos y relaciones pensados para cautivar a la audiencia.

Haciendo uso de una notable combinación de interpretación, música y danza, el proyecto incorpora elementos audiovisuales que aportan riqueza a la narración, complementándola para llamar la atención del público. Las cuatro artistas reflejan magistralmente una relación de amistad entre mujeres, rememorando distintas etapas de la vida. Un intento por comprender el desarrollo final de lo sucedido, demostrando una confianza absoluta las unas en las otras, en una búsqueda ininterrumpida de la felicidad y la plenitud. Una historia conmovedora y realista con la que el espectador podrá hacerse muchas preguntas y debatir acerca del sentido de la existencia.     

La propuesta de danza contemporánea regresa a la capital catalana después de la buena acogida de su primera temporada, permitiendo disfrutar de nuevo a su público más fiel y, a la vez, captar a aquellos que todavía no la han descubierto. Interpretada en catalán, la obra de 45 minutos de duración cuenta con la artista Andrea Just Herruzo como directora y coreógrafa y con cuatro bailarinas excepcionales: Marta Fleta, Clara Llobet, Marta Gálvez y Marta Tejada. Además, esta coproducción de La Badabadoc y la propia Andrea Just Herruzo se ideó a partir de una residencia en Nunart Guinardó e incluye temas musicales originales compuestos por Felipe Escalada, los cuales se presentan en vivo en cada una de las actuaciones.

Tot el que vull forma parte de la programación de La Badabadoc hasta el próximo día 20 de junio y se representará de jueves a domingo a las 20.00 horas. Las entradas pueden adquirirse a través de la página web oficial de venta del teatro. ¡Dejaos atrapar por una experiencia única! Promete ser una velada repleta de emoción que permanecerá en la memoria de su audiencia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.