ARCHIVADO EN:

Delgadez extrema, dietas express, cirugía estética, largas jornadas en el gimnasio... Las nuevas generaciones viven preocupadas por el 'qué pensarán' aunque quieran transmitir un mensaje de libertad y desenfado. La presión social ha creado una obsesión por el culto al cuerpo que ya ha hecho saltar las alarmas entre los expertos y nutricionistas. 

Según el Barómetro juvenil de Vida y Salud” de la Fundación Mutua Madrileña y la FAD, el postureo en redes ha creado a una generación de jóvenes obsesionados por su imagen y por el culto al cuerpo.  Este 'postureo' ha generado un aumento de transtornos como la anorexia o la vigorexia. Los resultados de este estudio afirman que un 57% de los jóvenes está descontento con su peso, un 39% le gustaría ser más alto y un 82% cambiaría algo de su cuerpo a golpe de cirugía estética. 

A estos resultados se añade el alarmante mensaje que lanzan los nutricionistas que alertan de que este culto al cuerpo y la obsesión por la delgadez extrema puede desencadenar en problemas psicológicos importantes, especialmente entre jóvenes que buscan efectos express y no destinar mucho tiempo a la comida sana o a la constancia con el ejercicio físico. Tal y como comentan algunos participantes en el estudio, la alimentación sana les parece "incómoda y aburrida". 

BMagazine