Es un hecho. Dulceida se ha sometido a un retoque estético. La influencer ha acudido a la Clínica Vieira de Barcelona para eliminar uno de sus mayores complejos. Acompañada por su mujer, la también influencer Alba Paúl, y por Natalia Beciu –alias 'la tita nati'–, una de las relaciones públicas más importantes de la ciudad, se ha atrevido a ponerse en manos del doctor Fabio Vieira. 

Al igual que algunas influencers como Carla Hinojosa o Natalia Cebrián o futbolistas y periodistas como Carles Planes o Arantxa Coca, la de Badalona no ha dudado en confiar en la reputación del exclusivo centro estético situado en la calle Balmes. 

"NO OS LO IBA A CONTAR"

A pesar de que muchos aseguran que la joven influencer lleva varias operaciones estéticas, ella siempre ha dicho que solo la han intervenido estéticamente por una reducción de pecho. Es por eso que Dulceida ha querido ser sincera con su comunidad de fans y contarlo abiertamente a través de sus redes sociales: "No os lo iba a contar pero me he dicho a mí misma ¿Por qué no si me apetece contarlo?". 

"Estoy durmiendo fatal. Yo soy la bella durmiente, duermo muchísimo pero esta noche, por ejemplo, por las cervicales no había manera de ponerme cómoda, he estado como cinco horas sin poderme dormir", contaba para justificar su paso por la clínica. "Me he rellenado las ojeras con ácido hialurónico en la Clínica Vieira y la verdad es que estoy flipando, he notado el resultado al momento". "A veces me lo tenía que retocar un poquito en las fotos, manías mías", ha argumentado. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el

COLABORACIÓN, ¿SÍ O NO?

La creadora de contenido ha ido con pies de plomo tras la brutal polémica que hubo a raíz de que varios influencers recomendaran productos farmacéuticos que requieren de receta médica, y ha ratificado que su intención no era incentivar a nadie: "Tampoco lo cuento a modo publicidad, ni para que nadie se lo haga, ni nada de nada". 

Pero a pesar de querer salvarse de las críticas, Dulceida ha grabado la clínica, ha dado el nombre, tanto de su doctor como del centro, y ha hecho publicidad de sus lujosas instalaciones a través de su perfil de Instagram, por lo que muchos piensan que se trata de una colaboración.

RECOMENDACIONES ENGAÑOSAS

No es la primera vez que la influencer recomienda algún establecimiento barcelonés, acompañda siempre de su íntima amiga Natalia Beciu. La relaciones públicas es la encargada de promocionar entre las instagramers más reconocidas restaurantes como El Botafumeiro El Patrón –con pésimas condiciones laborales–, o discotecas a las que suele ir la jet set de la ciudad condal. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia Beciu (@latitanati) el