ARCHIVADO EN:

La cantante colombiana Shakira ha accedido este jueves sobre las 10 de la mañana a los juzgados de Esplugues de Llobregat, en Barcelona, para declarar por fraude fiscal. La pareja del jugador del Barça ha podido esquivar a la prensa gracias a un chanchullo que ha realizado.

Shakira, quien estaba obligada a entrar por la puerta principal, ha alquilado expresamente un aparcamiento privado anexo al edificio para evitar las cámaras y los medios de comunicación. La juez que la investiga había dado la orden expresa de acceder por el mismo sitio que cualquier otro investigado o testigo, según una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), pero la cantante ha sido más astuta.

14,5 MILLONES DE EUROS DEFRAUDADOS

La cantante colombiana se enfrenta a una causa penal por defraudar supuestamente grandes cantidades de euros a Hacienda. La Agencia Tributaria cerró una investigación sobre las cuentas de la cantante y concluyó que, entre 2012 y 2014, Shakira defraudó presuntamente 14,5 millones de euros con los impuestos de la renta (IRPF) y patrimonio.

La colombiana afronta de momento en solitario una causa penal por seis delitos contra la hacienda española. En este sentido, señalan que durante este periodo Shakira residía ya en Barcelona y mantenía una relación estable con Gerard Piqué, por lo que debió haber pagado aquí sus impuestos.

Por contra, la estrella de pop latino alegó que tenía residencia en Bahamas para evitar el pago de una importante suma de impuestos. Según la querella de la Fiscalía, sus asesores crearon un “entramado societario” en paraísos fiscales para ocultar sus ingresos a Hacienda.