Este año, sin duda, ha sido el año de los 'challenges', los retos más virales que consisten en imitar una acción graciosa o diferente. Hemos visto de todo tipo, pero estos diez que presentamos a continuación, son los más peligrosos. 

CONDOM CHALLENGE: Este reto se hizo viral en cuestión de horas, consistía en inhalar un condón para luego sacarlo de la garganta por la boca. Muchos jóvenes quisieron divertirse haciendo este reto y publicándolo en las redes sociales. El problema de este absurdo reto, era que muchas veces se producían casos de asfixia ya que el preservativo quedaba atascado en las vías respiratorias.

 
'NO LACKIN CHALLENGE': Este reto consistía en sacar un arma de fuego y fingir disparar a un amigo. Este, debía sacar su propia arma y apuntarle, eso si todo sin apretar el gatillo. Aunque como es evidente, se han registrado algunos accidentes por este peligroso challenge
 
 
'KIKI' CHALLENGE: Este es posiblemente el challenge más viral del 2018. Hemos visto a todo tipo de famosos bailar In my Feelings la canción del artista del año, Drake. El Kiki Challenge, consiste en bailar la famosa canción con el coche en marcha, y ya se sabe que tienen los coches, que muchas veces producen accidentes inesperados. 
 
 
EL RETO DE SUSPENDERSE EN EL AIRE CON UNA SOGA: Si, este reto es real. Algunos jóvenes se apuntaron a este terrible reto que consiste en suspenderse en el aire con una soga atada al cuello, casi como ahorcarse. Este reto se hizo conocido cuando una menor de aproximadamente 13 años ató una cuerda al techo de su casa y se descolgó. Al final la niña no murió, porque una mujer llegó a auxiliarla. Algunos de los que habían echo el challenge aseguran que estar colgado por el cuello produce unos segundos de satisfacción absoluta. 
 

 

'TIDE POT CHALLENGE': El extraño reto consistía en comer cápsulas de detergente. A causa del riesgo por intoxicación que presentaba el challenge, Youtube inició una campaña junto a Facebook para eliminar los miles de vídeos de personas haciendo el reto. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tide pods part of a healthy breakfast #tidepotchallenge #bonappetit

Una publicación compartida de Isai (@ii.ss.aa.ii) el

'ROUNDABOUT TO DEATH': O la rueda de la muerte, así se denominó al reto más giratorio. Consistía en que una persona se subía a una rueda giratoria de un parque mientras alguien la impulsaba con la rueda trasera de una moto. La rueda cogía una gran velocidad y en algunos casos la persona que estaba subida llegaba a morir. 

 
CONDOM CHALLENGE II: El reto de inhalar un condón no fue el único reto en el que el condón era el protagonista. Muchos usuarios de las redes se unieron al reto más estúpido del año. Consistía en llenar de agua un condón y tirarlo con mucha fuerza encima de alguien. Al poner el vídeo en cámara lenta podía verse como, a causa de la elasticidad del condón, envolvía la cara de la persona y después volvía a su forma original. En algunos casos la broma no salía tan bien y el condón reventaba de tal manera que la goma podía llegar a quedar en el cuello de la persona, provocándole una asfixia instantánea.
 
HOT WATER CHALLENGE: El 'reto del agua caliente' se desarrollaba arrojando agua hirviendo a alguien que estuviera desprevenido. En los Estados Unidos, un joven de 15 años resultó herido grave porque su amigo le derramó el agua mientras dormía. 
 
 
'ZOOM CHALLENGE': El reto consiste en que una persona se siente en el suelo sobre una alfombra y finja conducir un coche. La otra persona que no aparece en el vídeo, estira rápidamente la alfombra y de esa manera logra que su compañero desaparezca por arte de magia. Este reto ha dejado algunos heridos leves debido a la rapidez en la que se estira la alfombra. 
 

'FLAMING CACTUS CHALLENGE': Este es uno de los retos más peligrosos que nos ha dejado el 2018. El usuario tiene que prender fuego a un cactus pequeño y comérselo en el menor tiempo posible. Eso si, puede tener a mano una bebida para suavizar el ardor que le produzca el punzante y ardiente cactus.