Barcelona no se acaba nunca. Y cuando se trata de disfrutar del fin de semana, todavía menos. La Ciudad Condal es una de las más completas a nivel cultural y de ocio que podemos encontrar en toda España. Desde disfrutar de su característica arquitectura modernista hasta conocer la naturaleza que centra la atención de la capital catalana.

Una selección de motivos por los que la capital catalana se ha posicionado como el lugar perfecto para recorrer sus calles cualquier fin de semana. 

¿QUÉ HACER EN BARCELONA UN FIN DE SEMANA CUALQUIERA?

  1. Disfrutar de las vistas que ofrecen Los Bunkers del Carmel. Pese a que todavía no es uno de los puntos más conocidos de la ciudad, la realidad es que ofrece unas vistas que no se pueden igualar desde ningún otro lugar de Barcelona. A modo de recomendación, es importante llevar un calzado cómodo, puesto que hay que enfrentarse a una pequeña subida antes de poder acceder a su parte más alta.
  2. Conocer las obras de los principales museos. El primer domingo de cada mes gran parte de los museos abren sus puertas de manera completamente gratuita. Es el día perfecto para acceder al interior de lugares como el MACBA o el Museo Picasso, ente muchos otros. 
  3. Una visita al mercado de Sant Antoni. Recientemente ha sido reformado uno de los mercados con más historia de la ciudad. Durante la semana actúa como un mercado tradicional, con multitud de puestos de comida. El domingo se transforma en un espacio repleto de coleccionistas de todo tipo que buscan intercambiar y ampliar sus diferentes colecciones. 
  4. Visitar la ruta modernistaEdificios como Casa Batlló La Pedrera son solo dos ejemplos de algunos de los iconos del modernismo. Sin embargo, la ciudad está llena de emblemas de esta característica corriente artística.  
  5. El parque de atracciones del Tibidabo. En lo más alto de la montaña del Tibidabo, perfectamente accesible en transporte público, se encuentra uno de los parques de atracciones más conocidos y míticos de Barcelona. Una subida a su característica noria ofrecerá una panorámica inigualable de la Ciudad Condal.