Cuando pensamos en hacer deporte muchas veces nos echa para atrás ponernos demasiado musculados, y aunque la tendencia sea esa, algunos preferimos los cuerpos esculpidos, largos, tersos y tonificados. Para conseguir tener el tipo de Isadora Duncan o de Victor Ullate hace falta una constancia increíble y muchísima disciplina. No todos los ejercicios valen, tan solo unos específicos consiguen moldear el cuerpo de una manera bonita, elegante y fuerte. 

DISCIPLINA Y FUERZA

Olga Ausejo, nacida en Pamplona y residente en Barcelona, fue bailarina durante mucho tiempo en Holanda hasta que tuvo una lesión. En su recuperación realizó ejercicios de barre à terre, pilates y estiramientos y cuando volvió a la danza se notó que no había perdido tono muscular y que estaba tan ágil y fuerte como antes. En aquel momento de asombro fue cuando se dio cuenta de que las dos disciplinas juntas realizaban unos cambios en la figura más rápidos y notorios

Baletonic es la fusión que surgió de su idea. El resultado: el uso de la técnica del ballet clásico y contemporáneo con estiramientos y pilates que ponen en forma en muy poco tiempo. Su creadora asegura que los beneficios son automáticos si se realiza de manera habitual: "Quien lo practica gana coordinación, flexibilidad y equilibrio. Tonifica y fortalece todo el cuerpo y activa la circulación y el metabolismo". 

 

Olga Ausejo y algunas alumnas realizando un ejercicio en la barra / BALETONIC
Olga Ausejo y algunas alumnas realizando un ejercicio en la barra / BALETONIC

 

RESULTADOS SATISFACTORIOS SIN 'MATARSE AL GIMNASIO'

Aunque en los Estados Unidos se estila el barre: un nuevo giro del ballet clásico, con un toque muy enérgico que requiere un gran esfuerzo, el Baletonic aporta unos resultados mucho más elegantes y controlados. Los asistentes terminan exhaustos pero satisfechos al reconocer que han movido todas las partes de su cuerpo sin haber tenido que realizar ejercicios de hiit con fuerza o peso

 

 

Sin duda, el deporte nacido en Barcelona, gana fuerza mediante se da a conocer. Cada vez son más los que asisten a las clases que imparte Olga, y con constancia y empeño, sus alumnos, van desarrollando figuras atléticas y estilizadas. La emprendedora sueña con instruir a exbailarines y hacer que su proyecto sea todavía más grande y conocido. 

 

Olga Ausejo realizando un ejercicio en la barra de ballet / V.M
Olga Ausejo realizando un ejercicio en la barra de ballet / V.M