Pintar un cuadro, degustar una copa de vino o de cerveza y asistir a clases de algunos de los profesores de pintura más reconocidos de la ciudad de Barcelona. Así es la propuesta que ofrece el Arte Bar, uno de los locales con más crecimiento y popularidad de la Ciudad Condal en los últimos meses. Situado en la calle Roger de Flor 135, este bar actúa como un espacio polivalente capaz de hacer que sus clientes degusten algunos de sus platos mientras aprenden a dar sus primeros brochazos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The end of the night boomerang! Look at these beautiful "Mystic Trees" paintings (and a beach scene too). Thanks for coming and painting with us.·⠀⠀ ·⠀⠀ #artebarbcn #artebar #mystictrees·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ·⠀⠀ ⠀⠀ ⠀⠀ #barcelona #spain #catalunyaexperience #paintandsip #paintandwine #socialpainting #wineandart #artandwine #teambuilding #learntopaint #baracelona #afterwork #afterworkfun #bcnnightlife #bcn #thingstodoinbarcelona #quehacerenbarcelona #artebarcelona #artclass #wine #artsy #trendy #notyouraveragepaintnight #happybarcelonastyle #bestofbarcelona #catalunya # #paintlikeyoumeanit ⠀⠀ ⠀⠀

Una publicación compartida de Arte Bar (@artebarbcn) el

El Arte Bar está formado por amplias mesas con suficiente espacio como para montar un caballete en ellas. En estas mesas se reúnen todos los alumnos que quieren participar en una de sus sesiones y, de acuerdo a las directrices del profesor, van dando forma al lienzo que tienen en blanco ante ellos. No importa la técnica o el nivel que se tenga a la hora de empezar a pintar, puesto que la actividad está diseñada para todo tipo de personas. Incluso para aquellas que quieren iniciarse en este arte por primera vez. El único requisito es el de tener ganas de llevarse a casa un cuadro hecho por uno mismo. 

RESERVA POR INTERNET

El modo de funcionamiento es muy sencillo. Lo único que hay que hacer para poder asistir a una de estas sesiones es acudir a la página web que Arte Bar tiene habilitada para tal efecto y sumergirse en su formulario de inscripción. Hay que escoger una fecha y una hora en concreto, de acuerdo a las múltiples opciones que existen y, en el momento de acudir, no hay que llevar ningún material de casa, ya que todo corre a cuenta de la organización.

La cuota por una consumición y todo lo necesario para finalizar la obra es de 32 euros. Es importante destacar que la temática escogida para la pintura no puede desvelarse con antelación, sino que la descubre el profesor en el momento en el que da comienzo la clase. El éxito de la propuesta hace que el Arte Bar cuente con la opción de reservar una de estas clases para organizar eventos privados, una opción perfecta para disfrutar de un cumpleaños o de un aniversario rodeados de buena compañía y del mejor ambiente artístico de la ciudad.