ARCHIVADO EN:

Hace unos días el cantante del Prat de Llobregat, Alfred García, anunciaba su retirada de la música. Tan solo un año ha durado encima de los escenarios.

LA FAMA LES AGOBIA

Las múltiples críticas y su situación sentimental y psicológica han pesado más que los millones de seguidores que lo apoyan por todas partes del mundo y la gran cantidad de dinero que se embolsa en cada concierto.

Parece una regla establecida que tengan que cumplir todos los triunfitos. Entran en la academia siendo personas normales y tras tres meses encerrados salen convertidos en estrellas, así a lo loco.

POCOS CONSIGUEN MANTENER LOS PIES EN EL SUELO

La vida les cambia al 100%. Tan solo los que tienen la mentalidad más fuerte y son capaces de tener los pies en el suelo aguantan la brusquedad de la situación y consiguen integrarse a ese nuevo ritmo.

De las primeras ediciones fueron pocos los que sobrevivieron al tsunami de la fama: Bisbal, Bustamante, Chenoa, Manuel Carrasco, Beth, etc. Y en estas dos últimas ediciones, pese a existir las redes sociales y tener un mayor trato con el público, cada vez menos consiguen mantenerse en la ola.