Aleix Puig cuenta los días para levantar la persiana de su nuevo restaurante en Barcelona, que se inaugurará a finales del mes de abril. Así lo ha anunciado, este viernes, en el programa Planta baixa de TV3, después de explicar su propia experiencia dirigiendo la cocina fantasma de Vicio, la empresa virtual que abrió hace cinco meses y que ya emplea a 22 personas en la ciudad.

En plena pandemia del covid-19, el ganador de Masterchef 7 se lanzó a la aventura de los pedidos a domicilio sin tener un establecimiento abierto al público. "La gente quiere los platos cada vez más rápido, en media hora tiene que estar la comida en su casa", ha explicado Aleix en la televisión pública. Unos negocios que en los últimos meses han aflorado en varios barrios de Barcelona y que, en algunos casos, han comenzado a generar quejas de los vecinos, que protestan por el ruido y los olores. El suyo está en Sants, en el número 9 de la calle de l'Àliga. Preguntado sobre estas denuncias, el cocinero ha dicho que "tiene que haber una gestión previa de los responsables, como con cualquier negocio. Como las personas que tienen una discoteca. Si tienen aglomeraciones en la puerta, necesitan un control". Algo que él ha resuelto de la siguiente manera: "Nosotros tenemos un software en la entrada para que los riders no se distraigan en la calle y sepan siempre dónde tienen su comanda. Habrá gente que lo haga mal y tenga a los trabajadores descontrolados, pero hay que saber gestionar a la gente que está en la calle".

Hamburguesa con patatas de la cocina fantasma de Aleix Puig / VICIO
Hamburguesa con patatas de la cocina fantasma de Aleix Puig / VICIO

"POR CADA HAMBURGUESA EN EL RESTAURANTE VENDEREMOS SEIS EN CASA"

Vicio "funciona muy bien", ha celebrado. Por lo que su equipo ha decidido dar un paso más y abrir un local físico en Barcelona (justo el proceso inverso al de la mayoría de restaurantes, que se lanzan al delivery después de tener un establecimiento). Aunque intuye que las comandas por internet continuarán siendo su fuente principal de ingresos: "El negocio on-line seguirá funcionando. Las hamburguesas, las pizzas, los durums... la gente se ha acostumbrado a que le traigan todo esto a casa". Para que se hagan una idea de la magnitud del negocio, Aleix afirma que "por cada hambuguesa que serviremos en el restaurante, venderemos seis en casa". O lo que es lo mismo, prevé facturar seis de cada siete hamburguesas a domicilio. Es decir, un 85% del total. ¡Ahí es nada...!

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.