ARCHIVADO EN:

Arrels Fundació ha exigido a los futuros alcaldables abrir más espacios para acoger a las más de 1.000 personas sin hogar que viven en las calles de Barcelona, y ha elaborado la guía práctica 'Viure al carrer a Barcelona', para proporcionar información útil a la gente sin recursos y sensibilizar a la ciudadanía.

El director de la fundación, Ferran Busquets, ha presentado este martes en rueda de prensa cinco medidas dirigidas a "hacer frente a la realidad de las personas sin hogar", que desde 2008 han aumentado en un 45%.

EL RETO DE LA CREACIÓN DE PISOS CERO

De cara a las elecciones municipales, la fundación ha hecho llegar a los candidatos cinco propuestas de las que destaca la creación de los "pisos cero", espacios de baja exigencia, más céntricos que los albergues y menos masificados.

Busquets ha señalado que son "espacios pequeños, pensados para acoger a menos gente y que garantizan un lugar seguro dónde reposar", y el único requisito para permanecer en éstos es la buena convivencia.

Asimismo, el director ha añadido que los pisos cero representan una solución más económica que los albergues, y que muchas entidades podrían abrir un espacio de estas características de "manera inmediata".

La fundación también ha instado a los futuros candidatos a ofrecer más pisos sociales: "La falta de una vivienda es el principal problema, el resto son solo consecuencias", ha dicho el director.

EVITAR LA INTERVENCIÓN POLICIAL

Como novedad respecto a las propuestas de las municipales de 2015, la fundación ha exigido la "disminución de las intervenciones policiales" en calles donde duerman personas sin hogar, así como un aumento de operaciones sociales.

Otros planteamientos han sido la creación de una ordenanza de convivencia respetuosa y evitar basar los marcos de actuación en las previsiones meteorológicas: "se debe mirar más allá de los termómetros, una persona que duerma en la calle siempre estará mal, a pesar de las condiciones atmosféricas", ha sentenciado Busquets.

LA GUÍA DEL FRACASO

Busquets ha explicado que el manual elaborado por la fundación es una guía del fracaso, que constata que la situación de las personas sin hogar en Barcelona es "un problema grave", aunque ha señalado con optimismo que no hay registrados casos de niños que duerman en la calle.

La guía está "orientada a dos públicos", ya que proporciona información útil, es decir, espacios donde poder dormir, comer, ducharse y consejos prácticos a personas que viven en la calle, a la vez que apela al ciudadano preocupado que quiere ayudar.

El manual recoge 60 puntos y 70 espacios de la capital catalana, y mediante iconos, informa de los servicios que ofrece cada espacio, si se trata de un servicio específico para mujeres y si admite mascotas, ha matizado Busquets.

El resultado es la configuración de un mapa de Barcelona, con los sitios a los que las personas sin hogar pueden acudir "de manera libre y sin necesidad de ser derivados".

A pesar de esto, Busquets ha remarcado que los recursos recogidos en la guía son "insuficientes" para las necesidades que presenta la capital catalana a día de hoy.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Para evitar expectativas falsas, el manual recoge más de cincuenta consejos prácticos emitidos por personas que viven, o han vivido, en la calle y que proporcionan a los usuarios "datos prácticos".

Además, algunos de los creadores de la guía han sido personas sin hogar y aseguran que buscar recursos quita mucho tiempo y que la información más valiosa es aquella que proporcionan los "compañeros de calle".