Por primera vez desde que se inició la construcción de la Sagrada Familia, se han utilizado una serie de proyectores led para iluminar una de sus fachadas, la de la Pasión en concreto, para celebrar la Semana Santa.

Los 12 grupos escultóricos diseñados por el escultor Josep Maria Subirachs que decoran la puerta de la Pasión han brillado de diferentes colores debido a la acción de los proyectores led.

Las luces permiten al espectador repasar las escenas de la Pasión, las cuales van acompañadas de una locución con música. Este martes y miércoles volverá a repetirse el espectáculo, que dura unos 20 minutos. En total se realizan 3 pases por día en la Sagrada Familia.

Con esta proyección la basílica ideada por Gaudí pretende celebrar la Semana Santa recordando las últimas horas de la vida de Jesús.