Los destellos de miles bengalas han iluminado la avenida de María Cristina de Barcelona para recordar a las víctimas de los atentados del pasado 17 de agosto en el preludio del Piromusical de la Mercè, que ha reunido esta noche a 95.000 personas, según la Guardia Urbana.

Este homenaje en el Piromusical que ha clausurado las fiestas de la Mercè ha ido acompañado con la música de "Imagine", de John Lennon, mientras en la fachada del Palau Nacional de Montjuïc aparecía el símbolo de la paz y el espacio se inundaba de azul.

Este emotivo homenaje ha sido el preludio del Piromusical de la Mercè'17, el espectáculo de música, fuego, luz y agua de las Fuentes Mágicas de Montjuïc, con el que la capital catalana ha puesto punto final un año más a su fiesta mayor.

El espectáculo ha empezado con un recuerdo a los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 con los atletas, la antorcha y los aros olímpicos y también a Cobi, la mascota de Barcelona'92 presentes en la fachada del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) gracias a la magia de los láseres.

El segundo bloque del espectáculo ha sido el de la ciudad invitada a la Mercè'17, Reikiavik (Islandia), que ha abierto con los compases de 'Hyperballad', de Björk, y el tercero un homenaje al compositor leridano Enric Granados en el 150 aniversario de su nacimiento.

En el cuarto bloque del Piromusical de la Mercè'17 el público ha vuelto encender bengalas -se repartieron 200.000- y móviles para recordar con sus canciones a cuatro músicos fallecidos este año: Leonard Cohen, George Michael, Pere Tàpies y Chuck Berry.

George Michael ha abierto también el quinto bloque, el de homenaje al movimiento LGTBI, en el 40 aniversario de la primera manifestación por los derechos de los homosexuales de España que tuvo lugar en Barcelona.

Su canción 'Freedom', junto con 'I am wha't I am'', de Gloria Gaynor, y 'I'm Going Out', de Diana Ross, y 'I want to break free', de Queen, han sonado mientras la Fuente Mágica se vestía de colores pastel y en la fachada del Palau Nacional se podía ver el arco iris en plena noche.

El Piromusical ha cerrado el circulo en su bloque final, en el que ha vuelto a recordar los 25 años de los JJOO de Barcelona.

"Amigos para Siempre" ha puesto punto y final al espectáculo en el que este año se han usado 1.300 kilos de pólvora para 7.000 efectos pirotécnicos.