El segundo teniente de alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, ha valorado positivamente las fiestas de La Mercè de este año y ha calificado con un "notable alto" la participación de la ciudadanía. Tal como ha dejado caer, esta se ha tratado de una de las ediciones más complejas por el reciente atentado terrorista del 17 de agosto y la actual coyuntura política pre-referéndum.

"Venimos de un atentado en el mes de agosto y estamos en un contexto político que comporta tensión en la calle, y pese a todo, ha habido una buena organización y programación", ha destacado. Una cuestión que, sin embargo, no ha frenado el incremento de participación respecto al año pasado (edición entonces marcada por la lluvia). En total 1.312.000 personas han pasado este largo fin de semana por las actividades (unas 50.000 más que el anterior) y eso que todavía no se han sumado los asistentes del Piromusical en la avinguda de Maria Cristina.

Los gegants de la capital catalana

FIESTAS DESCENTRALIZADAS

Tal como ha destacado Collboni, estas han sido las fiestas más descentralizadas de la historia y han cumplido el reto de ser globales y locales a la vez. Un apunte que se debe a la presencia tanto de compañías de todo el mundo como grupos y entidades de la ciudad. Collboni además ha aprovechado para felicitar a todos los trabajadores municipales y servicios de seguridad y emergencia por el trabajo realizado durante estos días y a toda la gente que ha asistido "por su pacifismo".

Los actos más multitudinarios fueron los conciertos de las noches del sábado y el domingo en la platja del Bogatell, que congregaron a 138.000 personas en total, seguidos por los espectáculos del festival 'Mercè Arts de Carrer' desarrollados en el Parc de la Ciutadella. En cuatro días estos reunieron a más de 175.000 personas.

Por zonas, la participación en Nou Barris, donde se ha potenciado la música clásica, ha sido de 8.000 personas. En el caso de los parques de Sant Martí y Trinitat, han asistido 18.000 y 30.000 personas respectivamente, y se sitúan por detrás de los actos celebrados en el Castell de Montjuïc, que han captado la atención de 36.000 personas.

Preguntado por las intervenciones de la 'cupaire' Eulalia Reguant y del secretario general de Podem Catalunya, Albano-Dante Fachín, en el concierto de Txarango del sábado en Bogatell, Collboni ha señalado que se trata de un exceso y que el Ayuntamiento "ya habilita suficientes espacios de expresión como para tener que intervenir en un concierto".