El Zoo de Barcelona está de enhorabuena. Seis crías de gacela dorcas han nacido en las últimas semanas y ya conviven con el resto de sus congéneres. Estas gacelas serán destinadas en el futuro a repoblar su zona de origen, el Sahel africano.

De hecho, el zoo barcelonés inició hace una década una estrecha colaboración con el proyecto europeo creado para lograr la recuperación de esta especie, que se encuentra amenazada de extinción en sus hábitats de origen, las estepas y desiertos del norte de África.

Hace un año llegó al Zoo de Barcelona, procedente de un centro de cría asturiano, un joven macho, al que sus cuidadores han apodado ‘El Asturiano’, con el propósito de renovar la línea genética de las crías que debían nacer en Barcelona. Tras un año en el zoo, este joven macho es padre de cuatro machos y dos hembras.

El zoo barcelonés colabora muy estrechamente en este proyecto con la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería, que pertenece al CSIC, proporcionando financiación y asesoramiento veterinario y pedagógico para este proyecto. Ambos centros ya trabajaron conjuntamente en la repoblación de este tipo de gacelas en el Parque Nacional de Ferlo, en Senegal. Y recientemente han recibido una petición de la FAO para introducir nuevos ejemplares en la reserva de Koily-Alpha, en la región senegalesa de Mbulo.