Siguiendo la filosofía descentralizadora de su anterior edición, la Mercè 2017 alarga el tentáculo hacia Nou Barris, cuya Plaça Major se convertirá en epicentro de la música clásica del 22 al 25 de septiembre. Este año, la apuesta por repartir el peso de la programación entre distritos más periféricos será uno de los ejes centrales de la Fiesta Mayor de Barcelona, que también incluirá un homenaje a las víctimas del atentado del 17-A durante el espectáculo piromusical.

Esta ambición por centrifugar la Fiesta Mayor hacia las áreas menos céntricas, ha recordado el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Collboni, “va más allá de poner un escenario diferente” y busca un impacto "en el tejido cultural y asociativo de estos barrios”. El horizonte, ha explicado el socialista, es que la Mercè se expanda al máximo número de distritos posible y, especialmente, que llegue “a aquellos barrios que más necesitan sentirse parte de Barcelona”. En cifras, se han invertido 300.000 euros en esta descentralización, del total de 3,3 millones de euros destinados a la programación.

Por eso, junto a la plaça Major de Nou Barris, que acogerá los conciertos la Banda Municipal de Barcelona, la OBC, la Orquesta del Liceu y el proyecto 'Vozes', el Parc de Sant Martí también sumará un nuevo escenario dedicado a las artes de calle, con un programa especialmente dirigido al público familiar. Tras el éxito del debut del Parc de la Trinitat como espacio de la Mercè, este espacio de Sant Andreu repetirá en la fiesta con actividades participativas como actuaciones de danza urbana, circo o monólogos.

Junto a los espacios menos centrales, este año se incorporará el Passeig Lluís Companys con el objetivo de aligerar el Parc de la Ciutadella, donde el año pasado se produjeron aglomeraciones. También vuelven a formar parte de la fiesta algunos espacios clásicos que habían hecho un parón, como la Plaça Reial, donde se podrán escuchar habaneras, o la Rambla del Raval, que acogerá sonidos internacionales.

merce ciutadella

EL PIROMUSICAL HOMENAJEA A LAS VÍCTIMAS

Y pese a que estos serán días de celebración, ha afirmado Collboni, esta Mercè también tendrá un espacio de duelo para recordar a las víctimas de los atentados del 17 de agosto. Concretamente, el homenaje se producirá en el marco del piromusical de la Avenida Maria Cristina. El espectáculo se iniciará con un minuto de silencio, al que lo seguirá el 'Imagine' de John Lennon, uno de los cantos a la paz más universales.

Además, esta Mercè también reforzará la seguridad, pese a que, como ha recordado el teniente de Cultura, no se pueden especificar las medidas concretas. “Es evidente que la alerta 4 en la que estamos tiene un impacto en estas medidas en las que trabajan coordinadamente la Guardia Urbana, los Mossos d'Esquadra y la Policía Portuaria”, ha aseverado, para que la ciudad “viva y disfrute de la fiesta con total normalidad”.

LA MERCÈ MÁS MUSICAL

Esta será también la Mercè más musical con más de 130 grupos procedentes de 32 países y una programación que incluye grupos como Txarango, Mishima, Manel, Rosalía & Raül Refree y Ray BLK. También tendrá una segunda oportunidad el espectáculo "Rumberos, pugin a l'escenari", pensado para celebrar los 25 años de los Juegos Olímpicos, y que se vio suspendido el pasado julio por inclemencias meteorológicas.