Si el plato de la ducha se te ha quedado corto pero aún te da vértigo enfrentarte a los escenarios, los karaokes pueden ser lo tuyo. Con un repertorio más amplio que el mismísimo Sing Star, estos locales de Barcelona son idóneos para calentar motores antes de ir de fiesta o amenizar las reuniones de empresa al estilo japonés. No vivas este sábado de Eurovisión desde el sofá y empieza a practitar tus dotes con el micrófono.

  • Almodobar (Carrer Grassot, 28)

En la planta de arriba del mítico bar de copas de Gràcia te espera el karaoke ideal para calentar motores antes de bajar a a la pista de baile. Su escenario hará que olvides cualquier atisbo de timidez para saltar a entonar alguna canción de un repertorio de 1.500 temas que abarcan desde los clásicos hasta el último hit del verano. Y cuando te quedes sin voz, ahí te espera la sala de abajo para que puedas lucirte también en la pista. 

Captura de pantalla 2017 05 12 a las 18.01.04

  • Contraste (Muntaner, 130)
    Si la intención es planificar un karaoke masivo, este es el lugar. Contraste amplia  su sala para grupos numerosos y realiza fiestas privadas hasta 120 personas. Para que tengas tiempo de elegir entre un repertorio de más de 10.000 canciones de varios idiomas, el bar permanece abierto hasta las tantas de la madrugada.

Captura de pantalla 2017 05 12 a las 18.39.49

  • A viva voz (Aribau, 103 y Rocafort, 187)

Sus dos locales se erigen como templos para los adeptos a estas 'orquestas vacías'. Alquilar la sala a partir de las 12. En el local de Aribau, el karaoke incluye una oferta multilingüe, ópera y canciones para los más pequeños. Y en el de Rocafort, Frank Sinatra y Elvis Presley te echan un ojo desde las paredes mientras aguardas turno en sus típicos asientos naranjas. 

Captura de pantalla 2017 05 12 a las 18.10.08

  • Sor Rita (Carrer de la Mercè, 27)

Entre tapices de leopardo, pelucas, tacones, lámparas de barbies y espejos de camerino, el bar kitsch por excelencia de Barcelona celebra su 'Kutreoke' cada jueves. El cartel del evento es toda una declaración de intenciones. Y para los más tímidos, o los más atrevidos, la cita con el micrófono incluye caja de disfraces.

  • Weekend (Carrer de la Diputació, 365) 

Con dos ambientes, uno con discoteca y otro con karaoke, Weekend es ideal para aquellas noches que se preven tranquilas y se acaban yendo de las manos. Además, sus cocktáils son una gran ayuda para dejar la vergüenza apartada en el asiento y lanzarte a por el micro.

Captura de pantalla 2017 05 12 a las 18.28.38
 

  • Klavier (Carrer d'Aragó, 221)

La atmósfera íntima de este local lo convierte en un escenario ideal para improvisar. Su ambientación de Klavier te transporta, como ellos mismos dicen, a otras épocas y latitudes, como la Barcelona de los 80 o el New York de los 90. A su archivo musical inagotable lo acompañan confortables sofás de terciopelo o taburetes para los más artistas y una pantalla gigante para que puedas seguir la letra de las canciones.

cae0c1af14244e64828a4f0a734ffece 600x400 (1)