A los pies de la Torre Bellesguard de Antoni Gaudí, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, tiene lugar dos veces al año el mercado más selecto de Barcelona. Dos azafatas saludan en la entrada, explican a los asistentes cómo funciona BCN en las Alturas, que estará desde el viernes 10 de noviembre hasta el domingo 13, dejando claro que es gratuito entrar en él. Dentro, reparten el periódico y unas degustaciones de bourbon Jim Bean. Un DJ pincha al aire libre canciones de Daft Punk como Lose yourself to dance. Y algunas parejas o grupos de amigas se toman un vino sentadas en la zona de comida del mercado. Para estar en las alturas, hay que ser cool. O, por lo menos, parecerlo.

“Es un evento de tendencia que te proporciona una experiencia diferente y única”, cuenta entusiasmada a Metrópoli Abierta Mónica Masana, fundadora del evento. Se inspiró durante uno de sus muchos viajes a la India. “Vi una boda india espectacular, llena de luces, colores, elefantes... y pensé en crear esa experiencia en Barcelona”, especifica la emprendedora. Obviamente, el resultado no fue el mismo, pero llegó a su objetivo, que es “un evento social con copitas, música y buen rollo”.

El puesto de Virutas d'inaf en 'BCN en las Alturas' / P.B.
El puesto de Virutas d'inaf en 'BCN en las Alturas' / P.B.

El emplazamiento es idílico: un jardín al aire libre y alejado del caos. Está tan cerca de la sierra de Collserola que parece que el aire ahí sea un poco más puro. El mercado cuenta para esta 14 edición con más de 50 puestos de moda y complementos y siete de objetos, cosmética y decoración. “Procuramos que todo sea handmade”, dice la fundadora del evento, que cuenta con food trucks para todos los gustos y música en directo de diferentes estilos: desde ukulele a flamenco con cajón. Además hay una esquina solidaria compuesta por Caty Say, Karuna Social Programme y la Fundación Putxet.

Al cargo del espacio solidario Caty Say de África está Mónica Ruiz. “Todo lo que recaudamos estos días lo destinamos a un proyecto en Burkina Faso, en este caso, a construir una cantina escolar”, explica a Metrópoli Abierta. Todos los productos que vende están hechos en África. Estas tres organizaciones ponen sus puestos en el mercado sin pagar, según cuenta Mónica Ruiz.

El puesto de Little Champions en 'BCN en las Alturas' / P.B.
El puesto de Little Champions en 'BCN en las Alturas' / P.B.

En Virutas d'inaf, todo lo que hacen, tanto bisutería como moda, es de comercio justo. Además, tienen un toque especial: venden camisas, vestidos y faldas de hace más de 30 años que estaban en stock en una fábrica. Clara Salart, la encargada del puesto, asegura a Metrópoli Abierta que según ella “en Barcelona se está quemando el tema de los markets porque hay demasiados”. Virutas d'inaf está presente en más de 30 mercados y según asegura la encargada “se vende mejor fuera de Barcelona, en otros lugares donde ahora están empezando, por ejemplo, en Valencia”. Además, añade a título personal que en BCN en las Alturas “antes había mayor filtro para elegir quién se ponía en los puestos. Ahora hay hasta tiendas multimarca”.

Little Champions es uno de los puestos nuevos. Bajo el lema “bienvenidos a la revolución de los niños” vende en especial originales baberos. “Todo lo que hacemos es de kilómetro 0, made in Barcelona”, explica Pep Gutiérrez a Metrópoli Abierta. BCN en las Alturas es un lugar para pasear y, en cualquier caso, comprar. Pero eso sí, sea como sea, siempre con clase.