Vermut es una palabra adaptada del francés vermout o vermouth que a su vez, se tomó del alemán Wermut (‘ajenjo’), que designa un licor aperitivo hecho con ajenjo y otras plantas amargas y tónicas. Así es como lo define la Real Academia Española, pero en un lenguaje más coloquial, el vermut es un aperitivo (y su aceituna) muy arraigado a Catalunya que vuelve a estar de moda en bares, tabernas y terrazas. En Barcelona hay un amplio abanico de lugares donde poder disfrutar de él, pero para facilitar la elección, aquí están nuestras seis recomendaciones:

Morro Fi (Carrer del Consell de Cent, 171)
Parada indiscutible para quien quiera disfrutar de un vermut de cosecha propia y de unas tapas que escapan de lo convencional. El espacio es muy pequeño y por eso, la calle siempre está a rebosar de gente que mientras sostiene sus vasos está a la caza de alguna mesa del exterior. Pero la espera vale la pena, incluso para los que solo quieren tomar una caña.

morrofi interior

 

El Vermut de Sants (Carrer de Valladolid, 42)
Si lo que se busca es un lugar pequeño, de barrio y con un vermut casero, este es el sitio. La Vermutería de Sants es uno de esos locales de Barcelona que ha sabido conservar su encanto de antes y acompañar los vermuts con unas tapas de siempre. Tortilla, croquetas y bravas a un precio asequible que serán la antesala perfecta de un festín de domingo.

vermutdesants okinterior

 

Casa Leto (Cartella, 195)
Este pequeño local se ha convertido en todo un clásico para los vecinos de Horta que quieren disfrutar de unas tapas acompañadas de un vermut casero, un caña o una copa de vino. Su ambiente es la clave del éxito que ha hecho de Casa Leto un local donde la vida transcurre, principalmente, en la calle. Un bar emblemático y muy recomendado para salir de la clásica ruta por el centro de Barcelona.

vermutcasero leto interior

 

Mitja Vida (Carrer de Brusi, 62)
Misma idea que el Morro Fi pero diferente ubicación. Este local está situado en Plaça Molina, en el barrio de Gràcia, y ofrece el vermut casero y las patatas chips que ya son marca de la casa. Su éxito salta a la vista, ya que encontrar un hueco donde disfrutar de este vermut casero y de sus tapas a veces se convierte en misión imposible. Eso sí, cuenta con mucho más espacio que Morro Fi y conserva la misma filosofía.

mitjavida interior

 

Senyor Vermut (Carrer de Provença, 85)
Como su nombre indica, es un señor local, de esos que no podía faltar en esta lista. El vermut es casero, las cervezas artesanas y el ambiente agradable. Es un bar pequeño pero con mucho encanto, con paredes de ladrillo y cemento atravesadas por tuberías gigantes que le dan un toque diferente. Además, cuenta con un listado de tapas que invitan a más de uno a quedarse más allá de la hora del vermut (y todo ello a un precio asequible).

senyorvermut ok interior

 

Quimet i Quimet (Poeta Cabanyes 25)
Un clásico donde los haya en la ruta de los vermuts. Este establecimiento en el transitado barrio de Poble Sec se ha convertido en un santuario del aperitivo tanto para los vecinos como (por suerte o por desgracia), para los turistas que abarrotan un lugar con apenas dos mesas. Y el motivo es bien sencillo: el vermut de Reus o de grifo así como la variedad de vinos que ofrece esta bodega emblemática. Todo ello acompañado de unas originales tapas.

quimet&quimet interior

 

La Bodegueta d'en Miquel (Plaça dels Jardins d'Alfàbia)
Situado en Nou Barris, este pequeño local conserva su esencia de antigua bodega donde su actual propietario, Miquel, ofrece un vermut acompañado de unas tapas tan buenas como elaboradas. Entre ellas, podríamos destacar la cecina de Léon pero también, la selección de quesos que incluye la carta.

quesosmiquel