La oferta coctelera de Barcelona es inabarcable, pero no todas las ginebras con tónica se pueden llamar gintonics, ni todos los rones con soda y menta merecen llevar el nombre de mojito. En cambio, hay coctelerías que han elevado a arte sus brebajes y cuyos barmans parecen catedráticos de química. A continuación os presentamos una lista de las mejores coctelerías de Barcelona, valoradas por su carta, pero también por el ambiente que ofrecen. Lugares donde disfrutar y evadirse del ritmo loco de la ciudad.

 

Pesca Salada

Pequeño, íntimo y no tan conocido como otros nombres de esta lista, se ubica en una antigua tienda de bacalao. El Pesca Salada ofrece cócteles de calidad y está especializado en gintonics. No en vano, disponen de más de 40 marcas de ginebra para preparar este popular cóctel.
CERA 32

 

Les Gens Que J’Aime

La única coctelería de Barcelona donde tomarte un buen gintonic mientras te leen la mano o te tiran las cartas del tarot. Heredero de la 'gauche divine'. Sofás cómodos en pleno Eixample para relajarse con un gintonic en copa de balón. La luz tenue lo convierte en un lugar perfecto para tener una cita romántica.
VALENCIA 286

 

Samba Brasil

Del Samba lo que más atrapa no son los cóctel, que también, sino el ambiente y los precios. La enorme terraza cubierta de este bar de Horta te permite tomar un cóctel en un ambiente tropical, entre palmeras y fuentes, sobre un suelo de arena y con muy buena temperatura. Dentro, en el local, si buscas marcha encontrarás gente bailando, principalmente música latina. También se agradece tomar un buen cóctel sin tener que pedir un crédito.
SANTA CREUS 20

 

Boca Chica

La coctelería del restaurante Boca Grande impresiona con sus paredes de cristal forradas de madera, sus elegantes luces y los innumerables espejos que cuelgan de las paredes. Quizás por ello atrae a gente conocida de la ciudad. El precio de los cócteles es elevado, pero merece la pena probarlos, aunque sea sólo una vez.
PASSATGE DE LA CONCEPCIÓ, 12

 

Torre Rosa

Ubicado en una mansión indiana en el barrio de Congrés-Indians, esta coctelería ofrece un espacio espectacular para relajarse con un buen cóctel desde 7,5€. El edificio, datado de principios de siglo XX, recuperó su color original, que le da nombre, tras la última restauración. A destacar también los vermuts que ofrecen los sábados y domingos. En 2017 están de celebración por el 30 aniversario de su inauguración.
FRANCESC TARREGA, 22
 

Torre Rosa de noche / TORRE ROSA
TORRE ROSA DE BARCELONA

Boadas

El decano de las coctelerías de Barcelona data de 1933, cuando Miguel Boadas volvió de formarse en Cuba, en el famoso Floridita, y abrió su propia coctelería en un local de toque clásico en la equina de la calle Tallers con la Rambla. En sus paredes guardan fotografías de los famosos que han degustado sus exquisitos cócteles. Habiéndose formado en Cuba el fundador de esta coctelería, los daiquiris y mojitos, aunque sean tópicos, son imprescindibles.
TALLERS 1

 

Negroni

Que no tengan carta es una muestra de su apuesta por la innovación. Cuando entras a este minimalista local del barrio del Raval, el barman te pregunta qué quieres tomar o cuáles son tus gustos y la suele clavar. El local, poco iluminado, ofrece un ambiente íntimo y relajado, aunque no hay mucho espacio, por lo que depende de la hora costará encontrar sitio.
JOAQUIM COSTA 46

 

Mutis

Pionero en introducir el mezcal en la coctelería catalana, el Mutis se presenta como un club secreto con música de calidad en directo. El anonimato, si es que alguna vez lo tuvo, lo acabó de perder al aparecer bien colocado en una de las listas de mejores coctelerías del mundo. La decoración, con aire cabaretero, engalana un espacio amplio en el que el gintonic es el rey, pero donde todas las combinaciones son posibles.
PAU CLARIS 192

 

Slow

infinito es el número de combinaciones que ofrece la barra de esta coctelería del Eixample, con infinidad de marcas premium. Además de una carta muy extensa, ofrece buen rock&roll para escuchar desde sus taburetes de piel. Cuenta con dos pisos con ambientes según la hora del día que lo visites.
PARÍS 186

Algunos de los cócteles que sirve el Slow
ALGUNOS DE LOS CÓCTELES QUE OFRECE EL SLOW

Dry Martini

El decorado inglés, con sus sofás de cuero y su toque clásico, le dan un aire de película americana de los años 60. Luego, miras la carta y quedas abrumado por la sotisficación de la oferta. Cuando se inauguró sólo servían el cóctel que da nombre al local, pero cuando el reputado coctelero Javier de las Muelas asumió el control introdujo nuevos cócteles que le han llevado a formar parte de las listas de mejores coctelerías del mundo. Si no tenemos claro que pedir, déjate asesorar por el barman. Con cuatro preguntas te prepara un cóctel a medida y si no te gusta el sabor, no hay problema, te lo arregla. Una delicia.
ARIBAU 162