El renovado centro comercial de Glòries se inaugurará en noviembre tras una inversión de 140 millones. Tendrá un total de 130 tiendas y nuevos servicios, algunos de ellos dirigidos a aumentar la presencia de turistas, que ahora representan aproximadamente el 7 % de sus clientes. En diciembre el centro reabrió su planta baja comercial con 60 tiendas y paulatinamente ha ido incorporando nuevos establecimientos. 

La urbanización del centro comercial se acabará en agosto y sólo quedarán por hacer las obras interiores de los últimos establecimientos para que su oferta comercial esté a pleno rendimiento de cara a la campaña de Navidad. El nuevo director del centro, Jaime Guerreiro, ha explicado a Efe que Glòries será, en España, el primero de la llamada tercera generación de centros comerciales, que se centran en "los servicios, las experiencias y la comodidad del visitante".

CENTROS BASADOS EN LAS EXPERIENCIAS

Según Guerreiro, los primeros centros comerciales en España pivotaban alrededor de un hipermercado y unos multicines, después empezaron a tener la moda como motor principal y ahora se centran en "las experiencias". Glòries tendrá un servicio llamado "click and collect", que permite comprar por internet y recoger los productos en el centro comercial, de la misma manera que los clientes podrán hacer sus compras dejarlas allí y el centro comercial las enviará a su casa.

Vista aérea del centro comercial Glòries, cuya renovación habrá costado 140 millones / UNIBAIL RODAMCO
Vista aérea del centro comercial Glòries, cuya renovación habrá costado 140 millones / UNIBAIL RODAMCO

"Se trata de facilitar la experiencia, que la compra sea lo más cómoda posible y que no tengas que ir cargado, ya que sólo entre un 15 y un 17 % de los clientes viene en coche", ha señalado. Glòries también dispondrá de un "parking inteligente" y los usuarios podrán ver la situación exacta de su vehículo a través de la aplicación del centro.

FACILIDADES PARA TURISTAS

El nuevo centro también contará con un punto Tax Refund o de devolución de tasas, donde los turistas podrán pedir la devolución del IVA de sus compras, a la vez que dispondrá de una consigna para que todos los turistas puedan guardar sus maletas y hacer sus compras antes de ir al aeropuerto. "Los turistas tendrán aquí la misma oferta comercial que en el centro de Barcelona, con un valor añadido de servicios y seguridad que no tienen en el centro", ha destacado el director de Glòries, que ha reconocido que la oferta será parecida salvo en lo que respecta a los productos de lujo.

Guerreiro ha explicado que mantendrán reuniones con los responsables de los hoteles de la zona, que han proliferado en los últimos años, para adaptarlo y convertirlo en el centro de referencia para estos clientes. Otro servicio que los responsables de Gloriès podrán en marcha en breve es la llamada "workers card" con descuentos y servicios exclusivos para los empleados de las empresas de la zona.

EL CENTRO COMERCIAL, EN CIFRAS

Con la reforma, el centro pasa de tener 60.000 metros cuadrados a 70.000 y generará 577 nuevos empleos hasta llegar a los 2.165 trabajadores en noviembre. Además, se está potenciando que se contraten trabajadores de la zona. En los próximos meses abrirán, entre otros establecimientos, un Zara de 2.500 metros cuadrados, Massimo Dutti, de 918 metros cuadrados, un Drim de 1.200 metros cuadrados y una tienda Adidas, con 630 metros cuadrados y que será la más grande que hay en un centro comercial en España.

Aunque habrá menos tiendas que antes, ya que se pasa de 150 a 130 establecimientos, y algunas marca, como Disney, no vuelven al centro comercial, las marcas tendrán un 44% más de espacio que antes. El centro registró 11,9 millones de visitantes en el año 2014 y prevé alcanzar los 16 millones en 2018, cuando cierren el primer año entero a pleno rendimiento.