Recientemente, el barómetro municipal señaló al turismo como la principal preocupación de los barceloneses, desbancando al paro, que había ocupado la primera posición desde 2008. De ahí que del 27 de junio al 2 de julio, el FADFest (el Festival de las Artes y el Diseño), que pone al sector al servicio de la sociedad, se interrogue por el impacto de los visitantes en la ciudad desde sus numerosas vertientes. Entre las actividades que intentarán ahondar en el estado de la cuestión, un bus turístico se convertirá en una radiografía sobre cuatro ruedas donde todos los agentes (vecinos, colectivos, políticos, turistas...) son bienvenidos.

En el interior de este autobús-exposición, el público se enfrenta a un recopilatorio de datos que no acostumbran a cruzarse, a cartografías que plasman sobre el mapa la huella turística o a un peculiar escaparate de souvenirs que se comercializan en la ciudad. La intención de este dispositivo móvil es la de generar debate en sus paradas por los puntos más concurridos de la capital.

A.V.

De hecho, durante la jornada del sábado 1 de julio, los vecinos de Barcelona están invitados a redescubrir espacios apropiados por el turismo guiados por siete expertos de diferentes campos que ofrecerán un relato alternativo de la ciudad. Entre ellos, el reconocido experto en Gaudí, Juan José Lahuerta, recalará en la Sagrada Familia y el creador de Cobi, Javier Mariscal, en el Anillo Olímpico. 

CHARLAS Y UN CONCIERTO SOBRE EL TURISMO

Más allá del autobús, la conferencia inaugural del FADFest también estará directamente relacionada con el fenómeno turístico a través de la voz de uno de los miembros fundadores del mítico colectivo de arquitectos Archigram, Michael Webb. Además, una serie de invitados, entre los cuales el aclamado escultor Jaume Plensa, versarán sobre el papel del arte, el diseño y la arquitectura en la construcción de las ciudades. 

A.V.

La última de las actividades en torno al “estado turístico”, como lo ha bautizado el comisario de la exposición, Ramon Faura, será un concierto que combinará música con proyecciones audiovisuales en un espacio especialmente significativo para la temática a abordar, la plaça Reial.

'EL MEJOR DISEÑO DEL AÑO'

Paralelamente, como cada año, en el marco del FADFEst se entregarán los premios a la excelencia creativa en sus diferentes campos y el Museu del Disseny acogerá todas las obras finalistas en la exposición 'El mejor diseño del año'. Desde la organización prevén que el hecho que la muestra comparta espacio con la exitosa exposición 'David Bowie is' incentive un récord de asistencia. 

A.V.

Como novedad, los actos principales del certamen se celebrarán en un pionero auditorio exterior construido para la ocasión en el lago del DHUB. Se trata de una gran cáscara de 400 metros cuadrados con capacidad para 1.000 asistentes que se mantiene en suspensión mediante una grúa de gran tonelaje.