La mítica banda de rock catalán Sopa de Cabra se ha convertido en la protagonista indudable de la segunda noche de conciertos en la playa de Bogatell de Barcelona, que dan por concluida la celebración de la Mercè, tras un concierto de más de una hora en la que el público no ha parado de corear sus éxitos. La agrupación originaria de Girona y formada por Cuco Lisicic, Jaume Soler, Josep Thió, Eduard Font, Gerard Quintana, Pep Bosch, Ricard Sohn y Valen Nieto ha vuelto a hacer vibrar Barcelona 27 años después del concierto en la fiesta mayor de 1990, cuando dieron el salto a la fama frente a 70.000 personas en el Sot del Migdia.

"Hace muchos meses que esperamos este concierto. Son ya muchos años desde que no tocamos juntos en la Mercè", ha recordado el cantante de la banda, Gerard Quintana, quien se ha disculpado con los asistentes por encontrarse algo resfriado. A pesar de ello los roqueros han vuelto a mantener el listón en alto y han recibido la ovación del publico barcelonés con la interpretación de algunos de sus temas más emblemáticos, como "El boig de la ciutat", "Hores Bruixes", "Plou i fa sol" y "El carrer dels torrats".

PÚBLICO IMPACIENTE

La banda ha arrancado su actuación con la canción "Si et va bé", que ha hecho gritar y aplaudir a todos sus seguidores, que estaban impacientes por volver a verlos tocar en un escenario de la Mercè. De hecho, cabe destacar que la histórica agrupación ya cuenta con 16 álbumes en su espalda y se ha convertido en uno de los referentes del rock en catalán. Por este motivo ha intercalado en su actuación las canciones que los llevaron a la fama a mediados de los años noventa con algunas melodías de su último disco, "Cercles", publicado en 2015.

El publico ha cedido a la euforia, sobre todo con las canciones "Camins" y "El far del sud", dos de los éxitos más aclamados por sus seguidores, que saltaron y cantaron al volver a escuchar los temas que convirtieron a Sopa de Cabra en una de las bandas emblemáticas del rock catalán de la década de los noventa. "Se os ve muy anchos. Se os ve mejor de lo que pensábamos", ha dicho Quintana al finalizar una de las canciones y luego ha agradecido al público por estar ahí, a lo que ellos han respondido coreando el nombre de la banda.

636418958952360357

PANCARTAS Y CONSIGNAS PROREFERÉNDUM

Hacia el final del concierto, justo al acabar la canción "Seguirem somniant", unas cinco personas han salido al escenario con una pancarta con la leyenda "Democracia" y una estelada, momento en el que parte del público ha comenzado a corear consignas independentistas, ante lo cual el cantante se ha puesto detrás de la pancarta y ha dirigido el micrófono hacia los espectadores. Más tarde, la banda ha dado por concluida la noche con la interpretación de la que es, seguramente, su canción más famosa: "L'Empordà", que ha sido coreada por todo el público e incluso en ciertos fragmentos Quintana ha callado para dejar que se escuchase únicamente la voz de los asistentes.

Con una playa llena de gente, el concierto de esta noche, patrocinado por Estrella Damm, se ha convertido en uno de los más multitudinarios para la banda desde su reunificación en 2011, tras haberse separado tras la publicación de su sexto álbum, "Plou i fa sol", para dedicarse a sus carreras musicales en solitario o para unirse a otros proyectos. De hecho la actuación ha servido a Sopa de Cabra para enfilar el tramo final de la gira "Tanca el cercle", que terminará el 9 de diciembre en su ciudad, Girona, y que desde hace tres años los ha llevado por distintos escenarios de Cataluña y a ciudades como Londres y Madrid, para promocionar su último álbum