El papel vive, la lucha sigue. La revista independiente de la FAVB, El Carrer, ha celebrado este pasado jueves sus 25 años. Con la presentación del número especial que pone la vista en la Barcelona de 2050, la revista local de referencia reunió amigos y antiguos redactores en Can Batlló, símbolo de la última victoria vecinal. Un (re)encuentro que sirvió para recordar batallas y debates vecinales que han impregnado de tinta las páginas de la publicación.

Carrer ya salió a las calles hace dos décadas y media para poner el dedo en la llaga. "Para cuestionar lo que nadie cuestionaba", recuerda Andrés Naya, codirector y alma de la publicación desde su primer número. “En la borrachera olímpica quisimos hacer reflexión crítica sobre el legado que iban a dejarnos los Juegos”, rememora. Desde entonces, más de 1.000 colaboradores han firmado en algunas de sus páginas; 300 de ellos periodistas “que podemos encontrar presentando informativos como lejos de las redacciones por la precariedad del oficio”, señala Naya, profesional sin carnet; padre de periodistas y yonki de la información.

SIN MIEDO A LOS ANUNCIANTES

Al contrario de muchos medios de comunicación, Carrer presume de los anunciantes que ha perdido. “Hace poco Agbar nos retiró toda la publicidad que nos ponía, después de publicar un artículo que llevaba como titular 'Seis años de saqueo del agua de Barcelona', nos amenazó con los tribunales y tuvimos que divulgar su opinión como contrapartida; toda una demostración del miedo que le tienen a la remunicipalización del agua”, apuntaba Naya.

En el mismo sentido, el consejo editor de Carrer también ha tenido que torear los recortes de subvenciones de determinados partidos cuando han asumido el poder. “No vamos a poner dinero en una revista que nos pone a parir”, recordaba el mismo codirector, en referencia a la lapidaria que pronunció un regidor de CiU cuando se reunió con él. "Las subvenciones, al fin y al cabo, es el dinero público de todos", esgrimía el activista de la prensa.

Captura de pantalla 2017 03 17 a las 13.07.38

ADELANTADOS A LA AGENDA POLÍTICA Y SOCIAL

“Barcelona tal vez fuese una ciudad mejor si hubiese prestado más atención a lo que publicábamos”, recuerda Marc Andreu, otra de las almas mater de Carrer. El mismo periodista e historiador recordaba cómo, tras 25 años, temas como la aluminosis todavía están a la orden del día, cómo fueron quienes destaparon el verdadero carácter corrupto de Iñaki Urdangarin antes de la boda del año, o las primeras hormigas en escarbar en los turbios asuntos de Félix Millet o Josep Lluís Núñez.

“Incluso un día se presentó Jose Manuel Lara, director de Planeta y máximo accionista del Espanyol”, rememoraba Naya. ¿Qué buscaba en la FAVB? “Nos vino a decir que por cada página que publicábamos sobre la operación del campo de Sarrià el dejaba de vender 10 apartamentos de lujo”. Naya y compañía no se achantaron y Lara se fue por la puerta tal como había llegado.

INDEPENDIENTES (Y AHORA TAMBIÉN DIGITALES)

El acto también sirvió para hacer pública la nueva página web de la FAVB, la cual incorpora una sección propia para los artículos de Carrer. La revista en lugar de publicarse en formato pdf como hacía hasta ahora, pasará a desengranarse artículo por artículo “para que todos podáis compartir la información por las redes sociales”, instaba al público la jefa de redacción, Elia Herranz.

Carrer es la revista que edita la FAVB, “pero que cuenta con suma independencia respecto a la Junta de la Federación”, destacaba su vicepresidente, Albert Recio. Él mismo consideraba un acierto haber dejado a los periodistas hacer y capitanear el proyecto, sin la intrusión de la federación de asociaciones. Hoy por hoy, Carrer nutre sus artículos con los temas que propone su consejo asesor de expertos y que luego el consejo de redacción se hace suyos “entre cervezas y bocadillos, que es como surgen mejor las ideas”, destacaba Naya.