Ronnie Wood, guitarrista y bajista de los Rolling Stones, es un enamorado de Barcelona, ciudad en la que reside parte del año, cuando no está en Londres o de gira con sus satánicas majestades. En la capital catalana se compró un piso de 300 metros cuadrados a finales de 2013, en la Dreta de l'Eixample.

Mientras Wood reformaba su piso recién adquirido, se estuvo hospedando en el Hotel El Palace, cuyo director de entonces, Joan Valls, es un buen amigo suyo. Y desde entonces se le puede ver de vez en cuando en el bluesman, donde en alguna ocasión se ha arrancado a subir al escenario y tocar junto al grupo que actuaba en ese momento.

Fruto de esa buena relación con la dirección del hotel, Ronnie o Ron Wood se encargó de diseñar la suite más lujosa del Palace, que lleva su nombre. Los amantes de los Rolling Stone con una cuenta bancaria llena de ceros -la habitación se oferta por 3.500 euros- pueden alojarse en la suite, compuesta por dos dormitorios, un salón y tres baños, llena de cuadros del artista que ha cedido para decorar el espacio y de los que disfruta de vez en cuando, pues a veces opta por alojarse en 'su suite'.

UNA HABITACIÓN MORADA

La habitación fue diseñada por la interiorista Eva Cheung siguiendo las indicaciones del músico, que le puso dos premisas: una decoración art déco y que el color morado estuviera presente. Siguiendo esas peticiones, Cheung hizo un esbozo que Ronnie Wood aprobó en una reunión en Londres con la dirección del hotel.

Sala de estar de la suit Ronnie Wood / ECMInteriorismo
Sala de estar de la suite Ronnie Wood / ECMInteriorismo

Luego, el artista pintó una serie de cuadros y utilizó también alguno antiguo de su colección para adornar las paredes de las habitaciones. Nada más entrar en la suite, te encuentras con seis pinturas de músicos, entre las que destaca un autoretrato del propio Wood. Tras la entrada, se accede a una sala de estar presidida por una jukebox en la que las canciones que suenan han sido seleccionados ex profeso por el bajista de los Rolling, los protagonistas de la pintura que hay en la pared justo encima de esta máquina musical.

En la sala de estar también se puede encontrar una pintura de los integrantes de otro de los grupos en los que ha tocado Wood, The Faces, en el que compartía protagonismo entre otros con Rod Stewar.

Cuadro del grupo The Faces pintado por Ronnie Wood / P. A.
Cuadro del grupo The Faces pintado por Ronnie Wood / P. A.

Eva Cheung apostó por el color plata para combinar con el morado, el favorito de Wood. Lo único que se mantiene del diseño original de la suite son los baños romanos que introdujo César Ritz, primer propietario del hotel, cuando llevaba su apellido.

EL BLUESMAN

El resto de suites del hotel también han sido remodeladas, pero ninguna ha contado con la implicación del artista que le da nombre, como ha ocurrido con Ron Wood, que también ha aportado su toque personal en el bluesman, el bar musical que se encuentra en el sótano del Palace y que está abierto a los vecinos de Barcelona.

Antigua carbonera del hotel, ahora sabe a cocktails y acoge actuaciones en directo a partir de las 23 horas, con el blues o el jazz como protagonista, siempre y cuando Ronnie Wood no se anime a subir a tocar con la banda, actuaciones que algunos clientes del hotel han disfrutado sin llegar a saber el caché del músico sobre el escenario.

Bluesman cocktail bar / Hotel Palace
Bluesman cocktail bar / Hotel El Palace